El United no pudo sostener el 1-3 y cedió terreno en los últimos minutos de juego para que el Leicester diera vuelta al marcador

 21 septiembre, 2014
Radamel Falcao lucha por el balón con Esteban Cambiasso del Leicester City, en un encuentro de la Premier League.
Radamel Falcao lucha por el balón con Esteban Cambiasso del Leicester City, en un encuentro de la Premier League.

El Leicester protagonizó una increíble remontada ante el Manchester United, al que derrotó por 5-3 tras ir por detrás (1-3) a falta de menos de media hora para acabar el partido.

Esta derrota supone un duro mazazo para el conjunto que dirige el holandés Louis van Gaal, que no supo mantener la clara ventaja y queda muy descolgado de la cabeza de la clasificación de la 'Premier' a la espera del resultado del líder, el Chelsea, que visita al Manchester City.

El holandés Robin van Persie y el argentino Ángel di María, exjugador del Real Madrid, firmaron de entrada un 0-2 para el United en el King Power Stadium, en el que fueron titulares los españoles David de Gea y Ander Herrera y el colombiano Radamel Falcao, a quien reemplazó el también español Juan Mata.

Pese a que de inmediato respondió para el equipo local el también argentino Leo Ulloa, Ander Herrera estableció el 1-3 a los 57 minutos al desviar un envío de Di María.

Todo parecía sentenciado, pero no fue así, porque el Leicester dio la vuelta de forma increíble a la situación. David Nugent, de penalti (62'), y el argentino Esteban Cambiasso (64') igualaron el duelo en un abrir y cerrar de ojos.

Con el United atónito, el Leicester aprovechó la endeblez de los rojos en la zaga y se creció hasta el máximo para sellar la victoria con un gol de Jamie Vardy (79') y otro de Ulloa, de penalti (83').