Los abogados del jugador dijeron la semana pasada que confiaban en obtener una reducción de dos meses en la sanción, que permitiría al exdelantero del Liverpool jugar a partir del 25 de agosto.

 13 agosto, 2014

París

El delantero uruguayo Luis Suárez se acopla a su nueva vida en Barcelona. Ayer arribó a tierras catalanas tras fichar la semana pasada. | EFE
El delantero uruguayo Luis Suárez se acopla a su nueva vida en Barcelona. Ayer arribó a tierras catalanas tras fichar la semana pasada. | EFE

El Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS) adelantó este miércoles que el jueves anunciará su resolución tras la apelación del uruguayo Luis Suárez, al que la FIFA suspendió cuatro meses por morder al italiano Giorgo Chiellini en el Mundial de Brasil.

El delantero recurrió la pasada semana ante la instancia localizada en Suiza.

"El Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS) anunciará su decisión sobre el caso de Luis Suárez, del FC Barcelona y la Federación Uruguaya, el jueves 14 de agosto de 2014. Este caso fue escuchado el 8 de agosto de 2014 en las oficinas del TAS en Lausana", informó el comunicado publicado este miércoles.

"A petición de los apelantes y con la conformidad de la FIFA, el TAS ha llevado a cabo un procedimiento de arbitraje urgente. Como consecuencia, el tribunal del TAS aceptó tomar su decisión en un corto espacio de tiempo pero con la posibilidad de seguir investigando", añadió el texto.

Suárez mordió a Chiellini en un partido de la fase de grupos del Mundial de Brasil, por lo que fue sancionado por la FIFA con cuatro meses de prohibición de actividades relacionadas con el futbol y nueve partidos de suspensión con su selección, además de una multa de 112.000 dólares.

La FIFA impuso un castigo ejemplar dado que, en un principio, Suárez no mostró arrepentimiento aunque después pidiera disculpas a Chiellini.

Tras el Mundial, el uruguayo fichó por el Barcelona procedente del Liverpool en un traspaso cifrado en unos 80 millones de euros.

Si no se reduce la sanción, no podría jugar con su nuevo equipo hasta octubre.

A pesar de todo, Suárez recibió el apoyo en su recurso del sindicato internacional de futbolistas (FIFPro) y sus abogados dijeron la semana pasada que confiaban en obtener una reducción de dos meses en la sanción, que permitiría al exdelantero del Liverpool jugar a partir del 25 de agosto, y además recibir la autorización para entrenarse con sus nuevos compañeros durante lo que resta de suspensión.