El técnico azulgrana aseguró que aunque hubiese ganado 1-3 la eliminatoria seguiría abierta

 24 febrero, 2015

Manchester

Luis Enrique da indicaciones a sus jugadores durante el partido del Barcelona ante el Manchester City.
Luis Enrique da indicaciones a sus jugadores durante el partido del Barcelona ante el Manchester City.

El entrenador del Barcelona, Luis Enrique, aseguró estar muy satisfecho por la victoria 1-2 en el Etihad Stadium sobre el Manchester City, pero remarcó que la eliminatoria "no está sentenciada".

"Es una gran victoria y el resultado es merecido. La primera parte ha sido espléndida, hemos tenido muchas ocasiones. Nos sentimos orgullosos", explicó en rueda de prensa el entrenador azulgrana.

"Los primeros 45 minutos han sido muy buenos: hemos generado superioridad en el centro del campo y hemos evitado que encuentren a Silva entre líneas. En la segunda mitad, sin embargo, ellos presionaron y hemos sufrido, pero el resultado es justo", declaró, satisfecho, Luis Enrique.

En la última jugada del choque, el argentino Lionel Messi pudo ampliar la diferencia de los azulgranas, pero su penal lo detuvo Joe Hart.

"Los penaltis los fallan quienes se atreven a tirarlos, y nuestro lanzador designado es Messi", sentenció Luis Enrique en el estadio del City.

"Aunque hubiéramos ganado 1-3 la eliminatoria seguiría estando abierta. El objetivo es el mismo para el partido de vuelta: afrontarlo con seriedad y ganarlo", concluyó el entrenador asturiano.