Los Reds son cuartos con 17 puntos y el United es sétimo con 14

Por: Steven Oviedo 17 octubre, 2016
Zlatan Ibrahimovic (izquierda), delantero del Manchester United, es marcado por el defensor Nathaniel Clyneh, del Liverpool. | AFP
Zlatan Ibrahimovic (izquierda), delantero del Manchester United, es marcado por el defensor Nathaniel Clyneh, del Liverpool. | AFP

El partido más atractivo de la octava jornada de la Premier League, entre el Liverpool y el Manchester United, terminó en un pasco empate sin goles.

Este juego tenía todos los ingredientes para ser un buen espectáculo, pues contaba con dos grandes entrenadores como el portugués José Mourinho, al frente de los Diablos Rojos, y el alemán Jürgen Klopp, en el bando local, pero las emociones nunca llegaron a la cancha.

Ni Paul Pogba, Zlatan Ibrahimovic o Daniel Sturridge lograron brillar y más bien fue David de Gea quien evitó la derrota del Manchester.

El arquero español fue clave al detener un remate del brasileño Phillipe Coutinho a los 71 minutos para mantener el cero.

Los Reds desaprovecharon una gran oportunidad para ponerse en la cima de la Premier League, pues de haber ganado igualaba los 19 puntos con los que cuentan el Manchester City y el Chelsea, pero con el empate se coloca de cuarto con 17 puntos.

En el caso del Manchester United, sigue sin consolidar una idea de juego y en este momento se ubica en la sétima casilla con 14 unidades en ocho juegos.

Próxima fecha. En la novena jornada de la Premier League de Inglaterra, el Liverpool jugará como local ante el West Bromwich Albion el próximo sábado.

En tanto, José Mourinho tendrá que visitar su antigua casa, el Stamford Bridge, para medirse con el Chelsea el domingo.

El Manchester City y el Arsenal defenderán su liderato ante el Southampton y el Middlesbrough respectivamente.

Etiquetado como: