27 febrero, 2015

Demba Ba celebra el penal que clasificó a Besiktas. | AFP
Demba Ba celebra el penal que clasificó a Besiktas. | AFP

Estambul. AFP. El Liverpool, uno de los grandes nombres del torneo, quedó eliminado ayer en los dieciseisavos de final de la Europa League, tras perder 1-0 en su visita al Besiktas y caer luego 5-4 en la tanda de penales.

Un tanto de Mario Balotelli en los últimos instantes había dado una ventaja provisional a los Reds tras el partido de ida, pero en la vuelta el equipo de Estambul fue más fuerte en el estadio Atatürk de Bósforo.

El Liverpool se enfrentaba a un ambiente hostil, con 70.000 aficionados que animaban sin cesar en el “infierno turco”.

El único gol del partido lo consiguió en el minuto 70 Tolgay Arslan, asistido por el atacante senegalés Demba Ba.

Esa victoria 1-0 envió el duelo al alargue, donde el marcador permaneció inalterable, por lo que se tuvo que llegar a la resolución por penales.

Con empate 4-4 en esa tanda, Arslan acertó para el Besiktas y el croata Dejan Lovren envió alto, sellando la eliminación del equipo de Brendan Rodgers.

El Liverpool se hundió en un estadio que le traía buenos recuerdos, ya que fue allí donde logró, en 2005, el último de sus cinco títulos europeos, en una final en la que levantó tres tantos en contra ante el Milan italiano.