26 octubre, 2014

MADRID. AFP El argentino Lionel Messi no pudo brillar con el Barcelona en el Santiago Bernabéu y dejó intacto el récord del goleador histórico de la liga española, Telmo Zarraonandia.

Pepe despoja del balón a Messi. Atrás, Ramos y Modric (19). | EFE
Pepe despoja del balón a Messi. Atrás, Ramos y Modric (19). | EFE

Messi llegó al clásico español con 250 tantos en la Liga, uno por debajo del mítico Zarra y a las puertas de hacer historia en la casa de archirrival, pero tendrá que esperar a otra ocasión.

En el anterior clásico liguero en el Bernabéu, en marzo pasado, Messi había firmado un triplete con el que sumó 236 goles y se colocó como el segundo goleador histórico del torneo.

Pero ayer, el estadio blanco no fue talismán, pese a que tuvo varias oportunidades para batir al guardameta Íker Casillas.

Su mejor ocasión fue al 24’, cuando el uruguayo Luis Suárez envió un balón colgado al área y el astro albiceleste, solo en el área chica, no acertó el remate.

El entrenador azulgrana, Luis Enrique, señaló esa ocasión como uno de los momentos que pudieron haber cambiado el curso del partido.

“Pudimos hacer el 0-2 y adelantarnos, pero no lo hicimos. El Madrid ha ganado de forma merecida”, comentó el técnico.

Messi jugó todo el partido y en la segunda parte apenas tuvo apariciones puntuales, que no fueron suficientes para liderar al equipo azulgrana.

El argentino se quedó con siete goles en esta liga y ahora tendrá la oportunidad de batir el récord en casa, en el Camp Nou, en el próximo partido del Barça , el sábado 1.° de noviembre contra el Celta de Vigo, el exequipo de su entrenador Luis Enrique.