Leonel Leal

Por: David Goldberg J. 16 enero, 2014

¿Cómo tomó la noticia de ser incluido en la lista de soporte (de espera) para el Mundial?

Estoy muy contento. Quedar en esa lista no es nada fácil. No importa si es de “suplente”, al igual que los “titulares” tenemos que prepararnos fuerte. Hacer todo igual que ellos. Hay que estar listos en caso que se dé la oportunidad de estar en algún juego.

¿Cuál es esa preparación?

Tenemos que estar en unos seminarios (tres: uno en febrero, otro en abril y otro diez días antes de la inauguración). Además, tenemos que aprobar pruebas técnicas, teóricas, físicas y médicas. Nos van a estar vigilando qué hacemos de aquí al Mundial.

¿En el Mundial los árbitros “suplentes” juegan alguna parte activa?

Los centrales suplentes son cuartos árbitros y en mi caso, quinto árbitro. Nos encargamos de todas las funciones administrativos de un partido. Por ejemplo, los informes. Así los que van al juego se puede concentrar solo en eso. Ya en los entrenamientos sí hacemos todo con los demás.

¿Qué opina de haberse metido de esa manera, de suplente?

Es que no es la primera vez que llego así. En 2006 también, junto a Marco Antonio Rodríguez de México. Y al final por situaciones que se dieron, dirigimos dos juegos (Inglaterra-Paraguay, Costa de Marfil-Serbia y Montenegro).

¿De verdad no se lamenta en no haber entrado directo?

No. Pude entrar en la lista y eso me enorgullece. Además, es una gran responsabilidad porque cuando estoy en una actividad de FIFA, yo pienso que represento a todos los árbitros de Costa Rica. Cuando esté allá, no soy Leonel Leal, soy el tico. También quiero abrir las puertas para que otros compañeros sean tomado en cuenta luego.

¿Qué debe pasar para que esté en un partido?

Que algún compañero que se lesione o se enferme. O ya una situación muy extrema como algo migratorio.

¿Ese desafortunado tiene que ser de los tríos de Concacaf o de cualquiera confederación?

De cualquier confederación. Al estar allá somos un solo equipo arbitral, el equipo número 33.

¿Cómo es la concentración de los árbitros en un Mundial?

Nos quedamos es un hotel reservado exclusivamente para el personal de arbitraje de FIFA. Es muy cerrada, restringida para evitar malentendidos. Mucho más que la de los jugadores.

¿Por qué decidió ser asistente y no árbitro central?

Yo empecé joven en el arbitraje, a los 18 años. A los 20 me dieron el chance de estar en Segunda, pero primero como asistente. Lo que pasa es que a los 23 recibí el gafete internacional de asistente y no pensé más en ser central. Tengo todo lo que necesito. Si lo quisiera, tendría que irme a lo básico, a Linafa.

Etiquetado como: