Por: Harold Leandro C. 4 octubre, 2012
Pantalla completa Reproducir
1 de 2

San Rafael de Alajuela. La idea no es descabellada ante la obligación de ganarle el viernes 12 a El Salvador para seguir con vida hacia el Mundial de Brasil 2014: jugar con dos centros delanteros.

Y de paso, dejar ese planteamiento defensivo que el seleccionador nacional Jorge Luis Pinto aún no nos ha mostrado.

El técnico Julio Bustos lo explica con claridad: “Si la Tricolor juega con línea de cuatro zagueros, puede usar a Saborío y Lagos, con Bryan Ruiz detrás de ellos”.

El experto sostiene que lejos de estorbarse mutuamente, se complementarían si la Tricolor juega con pases largos y algunos de los dos consigue ganar una balón por las alturas

“El esquema sería buscar que uno habilite con buen tino al otro, en especial, si se presenta una situación de juego para explotar el perfil indicado: Lagos por la derecha y Sabo por la izquierda”.