Un doblete de Javier Hernández fue la diferencia en un partido sin trascendencia alguna.

 22 junio, 2013

Belo Horizonte, Brasil (AFP). México se despidió de la Copa Confederaciones de Brasil con un triunfo por 2-1 sobre el también eliminado Japón, y con una sobresaliente actuación de su estrella Javier Hernández, autor de los dos tantos.

Javier Hernández (14) es felicitado por sus compañeros de selección, tras conseguir un doblete que ayudó a sacar el triunfo contra Japón. | AFP
Javier Hernández (14) es felicitado por sus compañeros de selección, tras conseguir un doblete que ayudó a sacar el triunfo contra Japón. | AFP

El atacante logró borrar la mala huella dejada por su equipo en la primera parte con un doblete a los minutos 54 y 66, en un compromiso disputado en el estadio Mineirao en el estadio Belo Horizonte (sureste).

Sin embargo, sobre el final desperdició un tiro penal y la oportunidad de irse del torneo con una mayor cosecha. Su disparo fue atajado por el portero Eiji Kawashima a los 90+2.

El volante ofensivo Shinji Okazaki descontó para los japoneses al 86.

La victoria salvó el prestigio de los mexicanos, campeones de la Confederaciones en 1999, después de caer frente a Italia (2-1) y Brasil (2-0) y quedar eliminados de la siguiente ronda.

En la primera conquista, el jugador de Manchester United concretó de cabeza una pelota enviada desde izquierda por Andrés Guardado. El arquero Eiji Kawashima dudó en la salida, lo que fue aprovechado por el mexicano.

El segundo de su cuenta llegó después de un tiro de esquina. Hernández superó en el salto a un zaguero y convirtió una pelota peinada en el área.

Con esa ajustada victoria, México cerró su sexta participación en una Copa Confederaciones, y dio un alivio a su cuestionado técnico José Manuel de la Torre.