19 abril, 2014

San Sebastián, España. EFE La Real Sociedad logró una sufrida victoria 2-1 ante un buen Espanyol, en un partido que resolvió el mexicano Carlos Vela en el último minuto, cuando se imponía el empate.

El equipo local jugaba sin el sancionado Antoine Griezmann, el faro que alumbra su ataque y máximo goleador de la Real.

Pero no se notó en exceso la ausencia de la estrella francesa en la primera mitad porque las novedades que introdujo Jagoba Arrasate y el buen juego de Sergio Canales compensaron el fútbol ofensivo.

El Espanyol del mexicano Javier Aguirre quiso hacer un partido de desgaste, bien asentado atrás y con una especial vigilancia sobre Carlos Vela, pero dejó espacios que aprovecharon hombres como Rubén Pardo, que tuvo una gran oportunidad para abrir el marcador en el minuto 6, en una acción de talento que no tuvo buena finalización.

Carlos Vela, de Real Sociedad, marcado por el brasileño Rechel. | EFE
Carlos Vela, de Real Sociedad, marcado por el brasileño Rechel. | EFE

Minutos después el colombiano John Córdoba le robó un balón a Mikel y se escapó hacia la portería de Claudio Bravo, rodeado de seis jugadores blanquiazules, a los que les ganó la partida para batir duro y raso al arquero chileno.

Después de un partido vibrante de ida y vuelta, Anoeta miraba el reloj ya que veía cerca el segundo del Espanyol que pudo marcar el argentino Diego Colotto en el 88' y dos minutos después llegó la gran acción individual de Carlos Vela y su gol, que llevó el éxtasis a los 20.000 aficionados. Fue una gran demostración de fútbol.