Juventus y el Nápoles le siguen de cerca los pasos al arrollador equipo de Totti

 7 octubre, 2013

Roma. AP Nápoles, que goleó 4-0 al Livorno (12), y la Juventus, que derrotó al Milan 3-2 ayer domingo, siguen a la caza de la intocable Roma, que impresionó con su victoria del sábado ante el Inter (3-0) en la sétima fecha de la liga italiana.

El clásico entre la Vecchia Signora y los rossoneri fue todo e incluso más de lo que se esperaba dadas las realidades de uno y otro.

El equipo lombardo comenzó ganando apenas a los 20 segundos del pitazo inicial gracias al ghanés Sulley Muntari; sin embargo, el equipo de Antonio Conte reaccionó bien y le dio la vuelta al marcador con el inagotable Andrea Pirlo antes del cuarto de hora.

Andrea Pirlo volvió a figurar en la Juventus con el momentáneo 1-1. | EFE
Andrea Pirlo volvió a figurar en la Juventus con el momentáneo 1-1. | EFE

Sebastian Giovinco (68') y Giorgio Chiellini (75') terminaron de acabar con la ilusión del Milan por levantar, porque el segundo tanto de Mountari llegó demasiado tarde (90') para soñar con algo más.

Con la derrota el Milan quedó a 13 puntos de la Roma.

“No hay que desanimarse, el campeonato es muy largo. Jugamos un buen partido. Eso sí, encajar 13 goles en 7 partidos es señal de que algo no está bien y hay que trabajarlo”, destacó el técnico rossonero Massimiliano Allegri.

Por su parte, el Nápoles se repuso de la dolorosa derrota en Champions ante el Arsenal (2-0) y volvió a la senda del triunfo con goleada.

Goran Pandev (3'), Gökhan Inler (26'), José Callejón (54') y el eslovaco Marek Hamsik (83') se encargaron de despachar al Livorno en un partido en el que el equipo de Rafa Benítez no notó la ausencia de su goleador Gonzalo Higuaín, víctima de molestias musculares.

En la próxima jornada, tras el parón por los partidos internacionales de selecciones, se medirán en el Olímpico la Roma y el Nápoles, en el duelo estelar de la octava fecha del fútbol italiano.

En los otros partidos del domingo, Lazio y Fiorentina no pasaron del empate 0-0, Udinese derrotó 2-0 al Cagliari y el Hellas Verona hizo lo propio al derrotar 4-1 al Bolonia para escalar a la quinta posición.