Con un empate los bianconeros serán monarcas por sexto año consecutivo

Por: Fiorella Masís 13 mayo
Los jugadores de la Juventus se despiden de los jubilosos aficionados turineses después de darle una pasada al Barcelona. | AFP
Los jugadores de la Juventus se despiden de los jubilosos aficionados turineses después de darle una pasada al Barcelona. | AFP

La Juventus no quiere extender más la celebración. Solo un empate lo separa de su sexto título consecutivo de la Serie A, pero para buscarlo visita este domingo a la Roma (12:45 p. m.).

El duelo de históricos en Italia también tiene el ingrediente de ser uno de los últimos partidos del legendario Francesco Totti, quien se retira del fútbol a final de temporada.

A ambos equipos los separan siete puntos, por lo que los romanos necesitan una victoria para mantener una leve esperanza de alcanzar a la Juve.

"Queremos luchar hasta el final por el campeonato", afirmó Totti, quien seguramente empezará en el banquillo, como ha sido habitual en esta campaña.

Al Emperador le restan tres cotejos: ante los bianconeros, Chievo y Génova. Para este último juego las entradas se vendieron en menos de 48 horas.

Con esa nostalgia por el adiós de su ídolo, debe enfrentarse a un rival que solo tiene en mente un nuevo Scudetto a la colección.

Incluso, el técnico de los de Turín, Massimiliano Allegri, reconoce que con un empate estarán satisfechos.

"Vamos para ganar, pero no olvidamos que solo necesitamos un punto contra la Roma. Si no, lo ganaremos en nuestro próximo encuentro contra el Crotone", comentó.

Los pupilos de Allegri tienen un calendario complicado. Primero contra la Roma; después frente a la Lazio en la final de la Copa de Italia el 17 de mayo; y, luego, ante el Real Madrid en la final de Champions (3 de junio).

"Cada temporada que pasa es más difícil ganar y por ello, hablando del Scudetto, estamos muy concentrados para cerrar el tema el domingo contra la Roma", Andrea Barzagli, jugador de la Juventus.

Esa disputa puede terminar en un año soñado para la Juventus, con cetro de liga, Copa y Champions.

"Hay que jugar con entusiasmo para intentar ganar todos los títulos. Hay que apretar, queremos cerrar el Scudetto, concentrarnos en la Copa Italia y luego ir a Cardiff para intentar ganar el trofeo", apuntó Leonardo Bonucci.

La estrella Paulo Dybala recuerda con nostalgia sus visitas a Roma y festejar el título en esta ciudad traería un dulce sabor para la Joya.

"El Olímpico es el estadio en el que debuté con el Palermo, por lo que tiene un significado especial para mí. Estamos muy concentrados en este partido, sabemos que no será nada fácil. Es cierto que nos basta un empate, pero nosotros siempre jugamos para ganar", mencionó.

Dybala destacó la posibilidad de desperdirse a Totti días previos a su adiós del balompié.

"Enfrentarse a la Roma siempre es complicado, porque tiene grandísimos jugadores, no solo Totti, a quien espero poder saludar si me encuentro cerca de él".

Si a la Roma no le es posible el milagro de arrebatarle el primer lugar a la Juventus, pretende conservar distancias con el Nápoles —tercero a un solo punto— para dejarse la segunda plaza del campeonato, sinónimo de clasificación automática para la Liga de Campeones.

Etiquetado como: