Scott Brown, del Celtic, lo derribó y le dio dos patadas en partido de la Liga de Campeones

 17 octubre, 2013

Madrid

El brasileño Neymar evade la marca del defensor Maciej Kostrzewa durante su debut con Barcelona. Jugó 13 minutos ante el Legia Gdansk polaco. | AP
El brasileño Neymar evade la marca del defensor Maciej Kostrzewa durante su debut con Barcelona. Jugó 13 minutos ante el Legia Gdansk polaco. | AP

El futbolista escocés Scott Brown, capitán del Celtic, recibió tres partidos de suspensión por su agresión al jugador del Barcelona, Neymar, ocurrida en el partido de la Liga de Campeones disputado el 1 de octubre pasado en Glasgow.

En el minuto 58 de aquel encuentro, que concluyó con triunfo azulgrana (0-1), una carrera de Neymar desde su campo fue interceptada por Brown, que lo derribó y, ya en el suelo, le dio dos patadas.

El árbitro le mostró roja directa que le valió la sanción anunciada hoy por parte de la UEFA.

A pesar de la evidente falta, el Celtic informó hoy que apelará el castigo, pues lo considera excesivo.

El Comité de Control y Disciplina de la UEFA, a su vez, le impuso una multa de 30.000 euros al Basilea por organización deficiente, a raíz de los incidentes producidos en el partido de la Liga de Campeones contra el Schalke 04 alemán, también el 1 de octubre.