Estratega del Manchester City se molestó ya que el portugués celebró un gol del Chelsea detrás de su banquillo

 28 octubre, 2013
José Mourinho dijo que entendía si Pellegrini estaba triste por la derrota.
José Mourinho dijo que entendía si Pellegrini estaba triste por la derrota.

Londres

El entrenador del Chelsea, José Mourinho, se ha visto envuelto en otra polémica con Manuel Pellegrini, quien le negó el saludo tras el último partido en Stamford Bridge porque el portugués celebró su victoria (2-1) detrás del banquillo del chileno.

El entrenador del Manchester City salió indignado del terreno de juego sin despedirse del técnico del Chelsea y afirmó que no le dio la mano porque "no quiso", aunque no esperaba "nada diferente" del portugués, cuya actitud calificó de "normal".

Por su parte, Mourinho justificó su reacción eufórica -tras el gol del español Fernando Torres- con los aficionados que se encontraban en las gradas de la zona del equipo visitante, porque quería celebrar la victoria con su hijo, que se encontraba entre esas localidades.

"Si (Pellegrini) está triste por el resultado, lo entiendo. Si está triste pensando que hice algo mal por celebrar la victoria allí, lo acepto también", comentó 'Mou' tras añadir que no cometió falta de respeto alguna.

Los dos técnicos, que estuvieron al frente del Real Madrid, el chileno durante 2009 y 2010 y el portugués, su sucesor, entre 2010 y 2013, han protagonizado en el pasado diversos cruces de declaraciones polémicas.

No obstante, antes de este partido, su primer cara a cara en la liga inglesa, ambos aseguraron que no tenían problemas entre ellos.

Pellegrini no es el único DT de la Premier que suma problemas con Mourinho ya que otros, como el entrenador del Arsenal, el francés Arsène Wenger, también han sido blanco de comentarios del entrenador portugués

Mourinho declaró hoy que su roce con Wenger quedó en el pasado. El encontronazo entre ambos se produjo durante la primera etapa del luso al frente de los 'Blues' en 2005, cuando dijo que Wenger era un 'voyeur' o un 'mirón' del Chelsea porque, según Mourinho, estaba siempre preocupado y hablando de su equipo.