Medios de comunicación en Inglaterra especularon con la posibilidad de que el estratega asistió al encuentro para observar a Radamel Falcao

 14 noviembre, 2013

Bruselas

El entrenador del Chelsea, José Mourinho, en conferencia de prensa.
El entrenador del Chelsea, José Mourinho, en conferencia de prensa.

El técnico del Chelsea, José Mourinho, fue uno de los grandes protagonistas del amistoso Bélgica-Colombia disputado este jueves en Bruselas pese a encontrarse en la grada, desde donde recibió silbidos del público.

La asistencia del exentrenador del Real Madrid al partido fue anunciada y comentada por los medios británicos y belgas, que especularon con la posibilidad de que se debiera a su supuesto interés hacia algunos de los jugadores presentes en el terreno de juego, y en concreto, hacia Falcao.

"Yo creo que vino a ver buen fútbol, dos buenas selecciones y vino a disfrutar de un buen espectáculo", dijo el propio jugador tras el encuentro al ser preguntado por la asistencia del técnico portugués.

El seleccionador belga, Marc Wilmots, señaló que la presencia de Mourinho "pudo haber afectado" a los jugadores belgas pertenecientes al Chelsea que estaban sobre el terreno de juego: Kevin De Bruyne, Eden Hazard y Romelu Lukaku.

"Es normal que los jugadores quieran mostrarse al saber que estaba allí Mourinho. Los futbolistas que no juegan quieren tener siempre más presencia en su equipo", dijo Wilmots al ser consultado en rueda de prensa sobre el caso del joven mediapunta De Bruyne, quien no está entrenando esta temporada en el equipo del técnico portugués.

Minutos antes del partido, el público que abarrotaba el estadio Rey Balduino dedicó una sonora silbatina al entrenador luso cuando este apareció en la pantalla gigante al ser captado por las cámaras en la tribuna de invitados.