Por: Daniel Jiménez 10 octubre
Jorge Luis Pinto celebró la victoria de Honduras ante México que le da la oportunidad del repechaje para buscar el pase al Mundial.
Jorge Luis Pinto celebró la victoria de Honduras ante México que le da la oportunidad del repechaje para buscar el pase al Mundial.

Jorge Luis Pinto, seleccionador de Honduras, afirmó que avanzar al repechaje lo tomó por sorpresa, pues creía que por los resultados que se estaban dando tendría un campo asegurado en Rusia 2018, sin embargo el gol de Román Torres en Panamá, al minuto 88, dejó a los catrachos en espera.

¿Cómo describe los últimos minutos en el juego contra México?

Estaba convencido de que habíamos entrado directos, no me di cuenta que en un minuto cambió toda la cosa. Pero bueno, hubo buen manejo de circunstancias. Por ejemplo, esa última jugada no se pita en una final, pero no importa. Esta última parte ha sido dura, lo que nos pasó en Panamá, lo que nos pasó en Costa Rica, todo esto lo pone a uno muy intranquilo.

"Hemos ganado algo, pero no todo, no nos volvamos locos, hay que jugar el repechaje. Ya yo estuve ahí y miraremos qué pasa. El partido fue exigente porque todas las finales son así, miremos la de Chivas con América, en todas las finales hay cositas de esas.

"Todo eso hace que el trámite del partido sea complejo, pero quiero felicitar a los jugadores porque la hemos pasado difícil en el manejo de situaciones con jugadores, con la interpretación de algunos periodistas. Yo creo que el periodismo tienen que cambiar, hay que pensar en eso. Me siento contento por el pueblo hondureño. Seguiremos y daremos la pelea".

¿Qué opina del repechaje contra Australia?

Australia es duro, su estilo es técnicamente inglés. No será fácil.

¿Qué hará con muchos jugadores que no querían estar? ¿Los llamará?

¿Qué hago con los que están en el campo de juego? ¿Les meto una patadita? Yo no hago eso, tengo que ser honesto con los muchachos, no le vamos a decir a nadie que no, pero miraremos para poder ser justos y no cometer injusticias.

¿Cuál fue el ajuste que hizo para poder remontar contra una selección como México?

Pedí calma, estábamos desesperados por hacer el gol, no estábamos organizándonos, la presión se había perdido y en ese momento la directriz fue reestructurar un poco. Les indiqué que no había desesperación, que el gol podía caer en cualquier momento.

"Tuvimos equilibrio emocional. Corregimos cosas en el medio campo, pero también la verticalidad de nosotros fue extraordinaria. Me encantó cuando el profesor Juan Carlos Osorio me puso la línea de cinco, la conozco muy bien desde hace 14 años, la conozco como la palma de mi mano y el esquema mío era preciso para eso. De pronto faltaba un lanzador y nos faltó más pausa".

Dos minutos separaron a Honduras de clasificar de manera directa. ¿Se esperaba un México así?

¿Usted quiere decir que México no metió? Yo le dije a Miguel Layún: 'Hermano despacio', y me dijo: 'No profesor, venimos a ganar y a correr'. No hay peor cuña de la del mismo palo. No padre, fue a muerte, ellos en su derecho y nosotros en el nuestro. ¿Que México haya bajado la guardia? No. Hubo algunas bajas, pero nosotros tenemos ocho jugadores fuera y eso no me lo pregunta.

"Me hubiera preguntado: Profesor, qué suerte tiene usted y cómo hizo sin ocho de sus titulares para ganarle a México, pero me pregunta por qué México aflojó".

Usted vivió algo similar con México hace cuatro años cuando lo envió a repechaje. ¿Lo recuerda?

Les voy a contar una anécdota, ambas selecciones nos encontramos en Sidney, yo iba a jugar un partido amistoso ante Australia y ellos iban al repechaje contra Nueva Zelanda.

¿Cómo siente a la selección de Honduras?

Vamos en ascenso, se vio en las ganas, lo que vimos en los últimos partidos fue bueno. Tuvimos personas que trabajaron en la parte emotiva y en la parte emocional. Lo que más les dije fue que no nos servía el conflicto, nos servía más el juego y ahí fue donde ganamos.

¿Parte de cero la planificación para el repechaje?

Yo ya había mandado a grabar los dos partidos de repechaje entre Siria y Australia. Miraremos cosas y buscaremos planificar estos partidos, no es fácil. Es un rival duro.

Honduras estuvo adentro del Mundial de manera directa, pero también afuera y hasta en el repechaje. ¿Qué pasó por su mente?

En el primer tiempo le dije al equipo: 'Trinidad y Tobago y Costa Rica están ganando, vamos a darle con todo'. Al final, cuando terminó el partido me dijeron Panamá hizo el gol al final, pero bueno, si Dios lo tiene, nos lo va a dar. Este grupo viene madurando como personas y futbolísticamente. Hemos salido adelante y hemos mejorado mucho en estos últimos partidos.

¿Qué viene ahora para Honduras?

Jugué con Costa Rica allá en Australia, es una selección que conozco y la estuve mirando en el Mundial. Tim Cahill es un jugador muy importante, ya tiene sus años (37). Es un equipo muy inglés en su forma de tratar la pelota. Tendré una reunión con los directivos y le voy a poner toda la atención necesaria a estos partidos. No se las voy a poner fácil.

¿Qué mensaje tienen usted para quienes lo apoyaron y para quienes no?

No tengo nada que decir, a los que creyeron en mí, les envío un abrazo y les digo que seguimos adelante. A los demás no, ya le conté la anécdota que me sucedió en el Alianza: cuando llegué tenía a 38.000 personas gritándome: 'Pinto, la puta que te contrató' y yo ni sabía, ya al año me sacaron en hombros. Hay que entender un poco más de fútbol.