26 junio, 2012

Gdansk, Polonia. Esta Euro le ofrece al joven equipo alemán la oportunidad de algo que ningún otro antecesor logró: derrotar a Italia en un torneo grande.

La historia entre ambas está llena de tragos amargos para los alemanes, incluida una victoria italiana en las semifinales de la Copa Mundial del 2006, jugada en Alemania ni más ni menos, con dos goles en tiempo extra.

El capitán Philipp Lahm aseguró que esas estadísticas no inquietan en absoluto a sus compañeros. Pero hasta el cuerpo técnico admitió que los impresionó mucho el desempeño de Andrea Pirlo en lo que va del torneo, sobre todo la frialdad que mostró en la definición por penales ante Inglaterra en los cuartos de final.

De los partidos que jugaron en copas mundiales o campeonatos europeos, los italianos ganaron tres y otros tres terminaron empatados.

La victoria 4-3 de Italia en las semifinales de la Copa Mundial de 1970 en México es considerada uno de los mejores partidos en la historia de los mundiales.

Alemania, sin embargo, es semifinalista por cuarta vez consecutiva en un torneo grande.

Llegó a la final de la Eurocopa del 2008 y a las semifinales de la Copa Mundial, aunque en ambas ocasiones cayó ante España.

Pese a contar con el equipo más joven de todo el torneo, Alemania es el único que ganó sus cuatro partidos.

“Somos mejores que hace dos años. Evolucionamos y somos más maduros; pero, también, somos jóvenes y tenemos hambre. No nos importa lo que sucedió en el pasado”, aseguró Mezut Özil.