Por primera vez desde que salió del Real Madrid, el arquero habló de todo lo que vivió en los últimos años.

 20 septiembre, 2015
Iker Casillas deja el Real Madrid y pasará a las filas del Oporto, donde jugará las próximas dos campañas. | EFE
Iker Casillas deja el Real Madrid y pasará a las filas del Oporto, donde jugará las próximas dos campañas. | EFE

El guardameta español del Oporto, Iker Casillas, reconoció que la decisión de abandonar el Real Madrid "no fue fácil" y explicó que se marchó "triste" del club de su vida tras asumir que "cuando estás tanto tiempo en un equipo, algunos se aburren de tí"

"Cuando estás tanto tiempo en un mismo equipo, algunos se aburren de tí", subrayó Casillas, protagonista del primer número de 'Papel', el nuevo suplemento del diario El Mundo, donde se mostró dolido por los silbidos que un sector de la afición madridista le dedicó en sus últimas temporadas como jugador del Real Madrid.

"Era una herencia que quedaba de la época anterior", apuntó en alusión a los tres años que el portugués Jose Mourinho pasó en el banquillo blanco, "y que había que entender".

"Al quedarme en Madrid, sabía que podía pasar en cualquier momento" , recalcó.

Iker Casillas reconoció asimismo haber sufrido "por todo lo que se habló desde fuera" . "Mi situación fue un poco alocada. Puede ser que desde fuera hubiera intereses" , consideró.

El guardameta del Oporto comentó que, tras caer lesionado en 2013, empezó "a notar una corriente de noticias". "Me di cuenta de que era cuando más hablaban de mí. Fue raro, sospechoso", abundó.

"Nunca hablaré mal del Madrid ni de su presidente"

Pese a esta denuncia, se reafirmó en su decisión de "guardar silencio y eludir las polémicas".

"No quería hacer daño a mi club. Ya hablaban otros. No por mí, sino de mí. Pero lo volvería a hacer igual. Preferí estar callado. Mucha gente me ha dicho que tendría que haber dado un golpe encima de la mesa, pero no me arrepiento de nada" , remarcó.

Aunque consideró que "ahora sería fácil rajar" y contar muchas cosas que ha vivido, aseguró que "nunca hablaré mal del Madrid ni de su presidente".

"Sería de cobardes porque no hablé en su momento", afirmó.

Durante la entrevista, el capitán de la selección española de fútbol reveló también que en sus últimos partidos "era consciente de que sería la temporada final".

"Quizás era un tema que venía de mucho tiempo atrás. En esta relación había que buscar lo mejor para cada uno y reinventarse. Está claro que para mí no fue fácil tomar esa decisión", comentó.

Preguntado por si en el momento de su adiós, tras 16 campañas en el primer equipo y 25 años en el club, se sintió decepcionado, Iker Casillas respondió: "No. No me ha decepcionado nadie. Tengo ya una edad para tomar decisiones y mirar hacia otro lado. Así ha sido".

El jugador insistió en que su deseo es "mirar hacia delante y que del pasado no voy a vivir más", remarcó.

Etiquetado como: