Holanda, en una situación muy crítica para clasificarse al Mundial de Rusia 2018, resistió una batalla más y alargó su vida con una victoria 3-1 ante Bulgaria, rival directo, este domingo en Ámsterdam.

 3 septiembre
El atacante de Holanda Arjen Robben celebra su anotación en la victoria 3-1 ante Bulgaria.
El atacante de Holanda Arjen Robben celebra su anotación en la victoria 3-1 ante Bulgaria.

Amsterdam

Holanda, en una situación muy crítica para clasificarse al Mundial de Rusia 2018, resistió una batalla más y alargó su vida con una victoria 3-1 ante Bulgaria, rival directo, este domingo en Ámsterdam.

Sin embargo, el objetivo se le complicó todavía más en esta jornada. El triunfo de Suecia en Bielorrusia (4-0) refuerza el segundo puesto de los escandinavos y dificulta mucho la misión para los holandeses, terceros con tres puntos menos, cuando quedan dos jornadas para el final del Grupo A.

Tres días después del doloroso revés sufrido en París ante Francia (4-0), la Oranje, tercera clasificada del Mundial de Brasil 2014, venció con un doblete de Davy Propper (minutos siete y 80') y un tanto del veterano Arjen Robben (67'). Ivelin Popov (69') firmó el único de los búlgaros.

En la clasificación, los tulipanes subieron del cuarto al tercer puesto, adelantando ahora en una unidad a búlgaros. No obstante, siguen a un triunfo de distancia de los suecos, quienes son los dueños del lugar que permitiría acceder a una repesca en noviembre, la esperanza que tienen los neerlandeses en este momento de llegar a Rusia, toda vez que los galos parecen tener el liderato prácticamente asegurado.

A falta de dos compromisos para el final de las eliminatorias en ese grupo, Holanda no lo tiene nada sencillo, ya que necesita tener un paso perfecto en lo que resta y que Suecia falle. La diferencia de goles también juega en su contra (+11 contra +5), y ese es el primer factor a tener en cuenta en caso de igualdad a puntos.

Con respecto a lo que resta, los escandinavos tienen un próximo partido muy asequible contra Luxemburgo, para luego visitar a Holanda en una última jornada de infarto. Por su parte, la Oranje irá a medirse con Bielorrusia con la única obligación de ganar, para no repetir otra gran decepción.

Si no clasificarse a la fase final de la Eurocopa de Francia 2016 fue casi un ridículo, quedarse fuera del Mundial de Rusia supondría un duro golpe para una selección que fue subcampeona mundial en 1974, 1978 y 2010.

En el partido de este domingo, los tulipanes salieron decididos a borrar la mala imagen mostrada en el Stade de France el jueves y pronto pudieron encarrilar el encuentro: en el minuto siete, Daley Blind asistió a Propper, quien batió al guardameta búlgaro con un disparo por bajo, ajustado al palo.

Bulgaria estuvo a punto de empatar en el 17', cuando Georgi Kostadinov envió de cabeza al palo. En la segunda mitad, el tanto de la supuesta tranquilidad, el del 2-0, lo firmó Robben, quien aprovechó para empujar a la red un pase de la muerte de Blind.

Los búlgaros respondieron dos minutos más tarde (69'), redujendo a 2-1, cuando Popov tocó de cabeza en el área un balón colgado mediante una falta, pero los holandeses sofocaron la reacción con el segundo de la tarde para Propper (80'), de cabeza a pase de Quincy Promes.

Resultados de este domingo

Croacia 1-Kosovo 0

Bielorrusia 0-Serbia 4

Holanda 3-Bulgaria 1

Islas Faroe 1-Andorra 0

Estonia 1-Chipre 0

Francia 0-Luxemburgo 0

Hungría 0-Portugal 1

Letonia 0-Suiza 3

Grecia 1-Bélgica 2

Gibraltar 0-Bosnia Herzegovina 4