6 septiembre, 2015
Los holandeses Davy Klaassen (izquierda), Jeffrey Bruma (centro) y Georginio Wijnaldum (derecha) se lamentan luego de la derrota ante Turquía.
Los holandeses Davy Klaassen (izquierda), Jeffrey Bruma (centro) y Georginio Wijnaldum (derecha) se lamentan luego de la derrota ante Turquía.

La Selección de Holanda está casi eliminada de la Eurocopa 2016 al caer goleada este domingo 3-0 frente a Turquía.

Los holandeses son cuartos del Grupo A a falta de dos jornadas del final de las eliminatorias y con un panorama nada alentador.

Después de ser finalista del Mundial 2010 y tercero del Mundial 2014, el equipo naranja está en plena crisis y al borde de la eliminación del próximo Campeonato de Europa.

Los tulipanes, que ya estaban ampliamente distanciados de los primeros, Islandia y la República Checa, están ahora también precedidos por Turquía, que ocupa la tercera plaza del grupo (con dos puntos de ventaja), una posición que da acceso a una repesca, cuando solo quedan dos fechas por disputar.

Derrotados en cuatro ocasiones en ocho partidos desde el inicio de las eliminatorias, Robin van Persie y sus compañeros parecen haber perdido su fútbol.

Las cosas se complicaron para Holanda casi desde el principio, con el gol de Oguzhan Ozyakup a los ocho minutos, tras un pase de Arda Turan.

Turan fue el verdugo de Holanda al marcar el 2-0 en el minuto 25, ante una defensa rival completamente desbordada.

Sin su capitán Arjen Robben (lesionado), Holanda se mostró nulo ofensivamente, ante una selección turca que cerró el marcador con el tercer tanto anotado por Burak Yilmaz (85).

La otrora Naranja Mecánica debe ahora ganar en los dos últimos partidos (contra Kazajistán y la República Checa) y esperar al mismo tiempo un tropiezo de los turcos frente a checos e islandeses.