El cuadro pinolero se medirá ante Jamaica esta noche a las 7:30 p. m.

Por: Daniel Jiménez 8 septiembre, 2015

El técnico costarricense Henry Duarte le pidió a sus jugadores un favor muy especial: ser casi inmune al clamor de la afición.

A su criterio puede ser un arma de doble filo, pues sus dirigidos no están acostumbrados ni a la euforia ni a la presión que pueden ejercer los fanáticos.

Duarte opina que el apoyo de sus seguidores puede hacer que los jugadores se desordenen tácticamente por el fervor de ir al ataque, a pesar de tener la ventaja 3-2 ante Jamaica.

"Eso es algo que les he dicho mucho, tenemos que ser inteligentes, debemos jugar un partido con mucha cabeza, no estar tan pendientes de los aficionados si no de nuestro trabajo en la cancha", comentó Duarte.

Ese es el principal aspecto al que le ha hecho énfasis luego de conseguir el triunfo histórico contra los jamaiquinos (2-3) en Kingston.

El estratega también conversa con sus futbolistas sobre el cansancio que generaron los viajes de regreso a Managua y también las prácticas previo al choque de esta noche a las 7:30 p. m. en el Estadio Nacional.

"Ese es otro factor que nos podría perjudicar, tengo jugadores que están con fatiga, pero aún hay chance para intentar readaptarlos y que estén al 100% para el compromiso"; agregó el seleccionador.

En caso de avanzar, esta sería la primera ocasión en que los nicaragüenses acceden a las cuadrangulares de Concacaf en una eliminatoria mundialista.

Etiquetado como: