Según la prensa argentina hubo un acercamiento y en la AFA esperan la respuesta del Tata

 30 julio, 2014

Buenos Aires

Gerardo 'Tata' Martino durante el partido del Barcelona ante el Atlético de Madrid.
Gerardo 'Tata' Martino durante el partido del Barcelona ante el Atlético de Madrid.

El entrenador argentino Gerardo 'Tata' Martino, que dejó el FC Barcelona la última temporada, suena como el principal candidato para reemplazar a Alejandro Sabella al frente de la selección argentina de futbol, informó la prensa deportiva el miércoles.

Está previsto que el miércoles en la tarde Sabella anuncie su renuncia en una conferencia de prensa como DT de la selección que llevó hasta el subcampeonato en el Mundial Brasil-2014, confirmó la Asociación Argentina de Futbol (AFA).

"Cambio de mando", tituló en su portada el diario deportivo Olé para informar que "Martino pica en punta para reemplazar a Sabella".

Según este diario, "hubo un acercamiento y en la AFA esperan la respuesta del Tata, que en la temporada pasada dirigió a Messi y Masche".

De su lado en el suplemento deportivo del diario La Nación, también dan por contado que Martino estaría en las negociaciones finales para asumir como entrenador de la albiceleste.

Julio Grondona, presidente de la AFA, no ha querido confirmar oficialmente la renuncia de Sabella ni revelar los nombres de sus sucesores.

"Me da pena la salida de Sabella porque quería que siguiera", dijo Grondona a un grupo de periodistas a la salida de la AFA el martes en la noche.

Grondona admitió que "tiene en mente" a su reemplazante pero adelantó que esperaría a la conferencia de prensa de Sabella para dar más declaraciones.

Discípulo del técnico argentino Marcelo Bielsa, su entrenador en Newell's Old Boys de Rosario, Martino, de 51 años, llegó al Barcelona en julio de 2013 tras la repentina renuncia de Tito Vilanova, que murió de cáncer en abril.

Con notable reputación en Sudamérica como seleccionador de Paraguay y entrenador de Newell's, Martino no logró recuperar la excelencia del Barça que terminó la temporada sin conseguir ningún título mayor por primera vez desde 2008.