13 noviembre, 2015

La selección de Francia, anfitriona de la próxima Eurocopa, derrotó este viernes 2-0 a Alemania en medio de un clima enrarecido, condicionado por la tragedia vivida en los alrededores del estadio Saint Denis, donde varias explosiones provocaron numerosos muertos.

En el juego, Olivier Giroud, aprovechó el momento para acaparar el protagonismo. Igual que Andre Pierre Gignat, atacante del Tigres de México. Ambos se ocuparon de los goles con los que el conjunto de Didier Deschamps derribó a la actual campeona del Mundo.

Paul Pogba tomó la batuta del equipo en el mediocampo. Sobresalió también el joven Anthony Martial. Fueron ambos los mejores argumentos de una primera parte seria y sólida por ambas partes.

De hecho, el jugador del Manchester United impuso su magia para romper el equilibrio. Una fabulosa acción individual de Martial fue finalizada por Giroud, que solo tuvo que empujar el balón a la red.

— Manchester United (@MUFCSphera) noviembre 13, 2015

Tras el descanso el equilibrio se mantuvo. Alemania buscó la igualada con acciones individuales que se toparon con la resistencia local.

Sin embargo, Alemania tuvo la igualada en un disparo de Thomas Muller que repelió el palo derecho de Hugo Lloris.

Fue la gran ocasión germana que en plena ofensiva dejó espacios aprovechados por su rival. Así llegó el segundo tanto, firmado en el tramo final por Gignac.

Fue un contraataque que compartieron Gignac, sustituto de Giroud, y Blaise Matuidi, encargado de llevar el balón. El centrocampista del Paris Saint Germain cedió el balón al atacante, que finalizó la jugada y batió a Manuel Neuer.

— San Gignac Cadilla (@SanCadilla) noviembre 13, 2015