Autoridad judicial concluyó que el astro argentino no estaba al tanto del supuesto delito que cometieron sus asesores por ¢2.958 millones.

 17 junio, 2014

Barcelona

Lionel Messi celebra el gol que la hizo a Bosnia-Herzegovina. | AP
Lionel Messi celebra el gol que la hizo a Bosnia-Herzegovina. | AP

Un fiscal español aceptó desechar la acusación por fraude fiscal contra el futbolista argentino Lionel Messi y su padre, informó la firma de relaciones públicas del jugador.

Al parecer, el padre de Messi, Jorge Horacio Messi, sigue bajo investigación por el presunto impago de 4 millones de euros (¢2.958 millones) por los ingresos de imagen del jugador generados entre el 2007 y el 2009.

La empresa de relaciones públicas que representa a Messi confirmó la información publicada por medios españoles en el sentido de que la fiscalía pediría que la investigación iniciada en junio de 2013 fuera desechada.

El comunicado señala que la petición de la fiscalía muestra que “el jugador no estaba al tanto y se encontraba al margen de la estructura financiera y de negocios que sus asesores financieros crearon para manejar sus ingresos y sus obligaciones fiscales”.