El Real tendría que pagar casi el doble en caso de mantener interés por el portero

 12 septiembre, 2015
Keylor Navas (derecha) en el entrenamiento de ayer. A las 8 de esta mañana enfrenta al Espanyol. | EFE
Keylor Navas (derecha) en el entrenamiento de ayer. A las 8 de esta mañana enfrenta al Espanyol. | EFE

La renovación del arquero español David de Gea con el Manchester United, hasta el 2019, no impide su llegada al Real Madrid; solo la complica.

En el contrato firmado ayer por De Gea con los Diablos Rojos, hay una cláusula que establece la posibilidad de salir en caso de que haya una buena oferta sobre la mesa.

El monto, según trascendió en medios de prensa internacionales, debe ser entre 45 y 60 millones de euros (entre ¢27.000 y ¢36.000 millones).

El diario ABC de España reseñó en su sitio web que De Gea y su representante, el portugués Jorge Mendes, acordaron renovar su contrato por cuatro años, con opción a un quinto, y no por seis, como pretendía el conjunto inglés.

Además, el guardameta recibirá el doble de salario, el cual llegará a 14 millones de euros anuales (¢8.408 millones).

Pese a existir esta posibilidad, en el Real Madrid son cautos y no dan señales de mantener interés por el guardavallas, por quien estuvieron dispuestos a pagar 35 millones de euros (¢21.000 millones) y ceder al tico Keylor Navas.

Sin embargo, la transacción no se concretó debido a un atraso de dos minutos en los documentos en que incurrió el Manchester, según aseguró el Madrid.

Florentino Pérez, presidente del conjunto blanco, ha dicho en los programas deportivos españoles Partido 12 y el Larguero, que De Gea no llegará en enero, porque no podría jugar la Champions League en caso de tener minutos con el United.

No obstante, dijo en esos programas que en “el futuro, muchas cosas pueden pasar”.

Álvaro de la Rosa, periodista del diario deportivo AS , dice que con Florentino no se puede intuir lo que pasará con el futuro.

“El Real Madrid es el Real Madrid y es claro que su presidente ficha mucho de acuerdo a lo que suceda en el mercado de verano y a las figuras que destaquen. Primero está la Champions y segundo la Eurocopa del 2016, por lo que si un portero destaca lo suficiente y Keylor no llena las expectativas, podría venirse una nueva negociación”, indicó De la Rosa.

“En mi opinión, David de Gea no llegó al Real porque ambos equipos no quisieron, pues que dos instituciones de la trayectoria del Madrid y el Manchester no fueran capaces de cerrar ese trato por asunto de horario, es inadmisible”, comentó.

Benítez encantado. Por su parte, Rafael Benítez, técnico del Real, dejó claro ayer estar muy complacido con el tico.

“Estuve cenando con Keylor, con su mujer y su agente. Entre nosotros está todo clarísimo. El jugador sabe la confianza que tengo en él”, reveló Benítez en rueda de prensa.

“Keylor entrenó sensacional; hizo cuatro paradones, sigue siendo tan bueno como lo era antes. Todo lo que tenía que hablar con él, lo sabe. Yo estoy encantado y él está encantado”, añadió el estratega a los medios.