Exdirector de selecciones de Sudáfrica quedó al margen del fútbol por participar en manejo sucio de amistosos, uno de ellos ante Guatemala en 2010.

 14 octubre, 2015
La Selección de Sudáfrica fue anfitriona de la Copa del Mundo en 2010.
La Selección de Sudáfrica fue anfitriona de la Copa del Mundo en 2010.

Zurich

La FIFA suspendió este miércoles por seis años a un dirigente de fútbol sudafricano como parte de una pesquisa por arreglo de partidos amistosos antes del Mundial de 2010.

Lindile Kika, quien era el director de selecciones nacionales de Sudáfrica en esa época, quedó proscrito de cualquier actividad relacionada con el fútbol.

El juez de ética de la FIFA, Hans-Joachim Eckert, halló a Kika culpable de violar cinco secciones del código de ética, aunque el comunicado del comité de ética no especifica cuáles fueron sus delitos.

Kika fue uno de los dirigentes de la federación sudafricana que tuvieron que tomarse una licencia en 2012 después de la publicación de un informe de la FIFA sobre arreglo de partidos.

La FIFA ha dicho que tiene evidencia de que al menos un partido amistoso jugado por la selección de Sudáfrica en mayo de 2010 fue amañado. No hay sospecha de que los jugadores estuviesen involucrados, y se cree que el arreglo estuvo en manos de árbitros que trabajaban para una mafia de apuestas en Singapur.

Ni la FIFA y la federación sudafricana han identificado los partidos amañados, pero siempre se ha sospechado de los triunfos de Sudáfrica 5-0 sobre Guatemala y 2-1 sobre Colombia en mayo de 2010, dos semanas antes del Mundial, por el alto número de penales pitados.

En dicho juego el árbitro señaló tres penales, dos a favor de los sudafricanos y uno para los chapines. El lanzador del equipo centroamericano (Guillermo Pando Ramírez) falló desde los once pasos.

Etiquetado como: