Ahora se podrá quitar puntos, descender a Segunda División y hasta ser expulsados

Por: David Goldberg J. 1 noviembre, 2013

La Federación Costarricense de Fútbol metió fuerte la mano en el tema del racismo, luego de una semana convulsa en el país tras los insultos que recibió el defensor florense Waylon Francis en el estadio José Rafael Fello Meza, de Cartago.

Ayer se dio a conocer en conferencia de prensa una serie de sanciones que desde ya entran a regir para los todas las ligas del país, no solo para Unafut y sus respectivos miembros de la Primera División.

Estas pretenden castigar a todo equipo cuya afición participe en situaciones discriminantes o denigrantes, tales como gestos o gritos.

El secretario general del organismo, Rafael Vargas, expuso que la primera vez se castigará con una multa de ¢500.000, tal cual sucedió con Cartaginés hace unos días.

Sin embargo, se estableció una cláusula que dice que puede haber una exoneración de pagar el monto si se comprueba que se tomaron las medidas necesarias para detener la conducta infractora de inmediato.

La segunda consiste en un veto de cancha, por lo que el club en cuestión deberá disputar un partido en su estadio a puerta cerrada (es decir, sin público).

 El florense Waylon Francis fue atacado verbalmente por un sector de la afición brumosa el pasado domingo en el estadio José Rafael Fello Meza. El jugador tomó la acertada decisión de no responder a los insultos. | ARCHIVO
El florense Waylon Francis fue atacado verbalmente por un sector de la afición brumosa el pasado domingo en el estadio José Rafael Fello Meza. El jugador tomó la acertada decisión de no responder a los insultos. | ARCHIVO

Serias. De aquí en adelante es donde las penas son más severas y que los aficionados, si es que no tomaron en serio las previas, deberán tener siempre en consideración

“La tercera vez habrá pérdida de seis puntos acumulados, la cuarta habrá descenso inmediato a la Segunda División (en el caso de equipos afiliados a Unafut) y la quinta se expulsará de toda competición oficial en el país”, adujo Vargas.

En la rueda mediática también estuvo el presidente de la Fedefútbol, Eduardo Li, quien se unió al repudio ante cualquier signo racista en un estadio y fuera de este.

Vargas explicó a La Nación que todos estos nuevos lineamientos se incluyeron el miércoles al Código Disciplinario de la Fedefútbol, el cual jerárquicamente está por encima de los de sus diversas ligas.

Por esa razón es que de inmediato deberán modificarse los reglamentos de las mismas.

Consultado sobre el tema, el presidente de Unafut, Osvaldo Pandolfo, expresó que el lunes en el Consejo Director procederán a solicitarle a uno de sus abogados a hacer el cambio correspondiente en su propio Reglamento Disciplinario.