Ambas selecciones se metieron a cuartos de final tras derrotar a Tailandia e Irán

 12 noviembre, 2012
 El jugador español Aicardo (3) disputa arduamente el balón con el tailandés Jetsada Chudech. | EFE.
El jugador español Aicardo (3) disputa arduamente el balón con el tailandés Jetsada Chudech. | EFE.

Bangkok. AFP España, que ganó con autoridad, 7-1, a la anfitriona Tailandia, y Colombia, que dio la sorpresa ante Irán, 2-1, se clasificaron ayer a los cuartos de final de Mundial de futsal, en el que quedó eliminada Paraguay al caer ante Portugal, 4-1.

Los cafeteros, en su primera participación mundialista, siguen haciendo historia y se impusieron a un equipo con más experiencia que había sido capaz de empatar con España en la primera fase.

En el partido por las semifinales se verán las caras con Ucrania, que venció a Japón 6-3.

Los asiáticos dominaron durante la primera parte gracias a una presión asfixiante, pero el portero Juan Lozano consiguió mantener imbatido el marco colombiano. Irán se fue al vestuario con un dominio abrumador en la posesión (63% contra 37%) y una cantidad de remates muy superior (30 por 5).

En la reanudación no cambió el panorama y en un contraataque aislado Yefri Duque no falló un remate cruzado para adelantar a Colombia (29’).

Con un jugador más por la expulsión de Afshin Kazemi, Colombia no desaprovechó la oportunidad y amplió la ventaja gracias a un tanto de Angellot Caro (33’). A pesar de que Ali Rahnama (35’) recortó diferencias, el combinado suramericano supo defenderse y se metió entre las ocho mejores.

España, por su parte, le ganó con autoridad, 7-1, al anfitrión que, animado por su público, poco pudo hacer ante una selección superior y mucho más experimentada.

En cinco minutos, el equipo dirigido por Venancio José disparó 11 veces pero se encontró con el portero Prakit Dankhunthod.

Finalmente, en un contraataque, Torrás cruzó todo el campo tras interceptar un córner del equipo local y adelantó a España, que en la segunda parte administró mejor su ventaja en el marcador.

Cedió la iniciativa a Tailandia para encontrar más espacios. Así llegó el doblete de Fernandao, tras dos buenos pases de Alemao.

“Jugamos un gran partido, sobre todo porque supimos usar muy bien la cabeza. El desarrollo podría haber sido mucho más difícil, más igualado, pero nosotros logramos hacerlo parecer fácil”, declaró el técnico español, Venancio López después del partido.

Cuando restaban dos minutos para el final, Wongkaeo marcó el gol del honor para el equipo local, un justo premio para un grupo entregado que se encontró con un rival muy superior.

Etiquetado como: