La Roja tuvo pocas complicaciones para sacar los tres puntos ante un combinado charrúa muy defensivo

Por: German Matamoros S. 16 junio, 2013
 Pedro Rodríguez abrió la cuenta para el campeón del mundo en el partido de esta tarde ante Uruguay. Triunfo de España 2-1. | AFP
Pedro Rodríguez abrió la cuenta para el campeón del mundo en el partido de esta tarde ante Uruguay. Triunfo de España 2-1. | AFP

San José (Redacción). La selección de España derrotó sin complicaciones a Uruguay, 2-1, en el debut de ambos en la Copa Confederaciones.

Los campeones del mundo encontraron muchas facilidades para desarrollar el acostumbrado fútbol de toque, y a punta de pases, llegar al marco de Fernando Muslera.

Uruguay, por su parte, regaló la iniciativa y cuando tenía el balón, no sabía cómo intimidar a la zaga ibérica.

La ventaja de los españoles llegó al minuto 20, cuando Pedro Rodríguez empalmó desde fuera del área un balón rebotado. Diego Lugano intentó desviar el esférico, pero más bien le cambió la trayectoria e hizo que el vuelo de Muslera fuera inutil.

Diez minutos más tarde, Cesc Fábregas encontró a Roberto Soldado en la media luna del área. Le sirvió la pelota y el delantero del Valencia no falló en la definición.

Con el 2-0 al descanso, el partido estaba sentenciado. Además, con la inoperancia de los uruguayos no se vislumbraba por dónde podrían hacerle daño a los bicampeones de Europa.

De forma que el segundo tiempo se tornó un mero trámite, hasta que Luis Suárez ejecutó con maestría un tiro libre y colocó el descuento para los sudamericanos.

Etiquetado como: