12 agosto, 2016

Lionel Messi anunció este viernes que dejó de lado su renuncia a la selección de fútbol de Argentina y que la volverá a defender en los próximos partidos ante Uruguay y Venezuela, en la reanudación de las eliminatorias mundialistas en dos semanas.

El astro del Barcelona renunció a la Albiceleste a fines de junio tras caer en la final de la Copa América Centenario ante Chile, la tercera final en dos años que perdió con la selección.

Messi señaló en un comunicado que aunque "hay muchos problemas en el fútbol argentino", prefiere ayudar "desde adentro y no criticando desde afuera".

La renuncia de Messi se dio en medio de una crisis institucional de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) , que está intervenida por la FIFA para sanear su administración.

Poco después del portazo de Messi, el técnico Gerardo Martino dejó el cargo y fue reemplazado por Edgardo Bauza.

"Me pasaron muchas cosas por la cabeza el día de la última final y pensé seriamente en dejarlo, pero amo demasiado a mi país y a esta camiseta", agregó el delantero.

"Agradezco a toda esa gente que quiere que siga jugando con Argentina, ojalá podamos darle alguna alegría pronto".

Debido a la falta de tiempo de trabajo, el Patón Bauza aseguró hace unos días que la lista para los próximos dos partidos la armará con la base de jugadores que estuvieron en esas tres finales perdidas, entre ellos el arquero Sergio Romero, el centrocampista Javier Mascherano, el extremo Ángel di María y los atacantes Sergio Agüero y Gonzalo Higuaín.

No se descarta que el técnico en algún momento saque del mediocampo a Mascherano y lo pruebe de zaguero central, posición que ese jugador ocupa en el Barcelona de Messi, Neymar y Luis Suárez.

Argentina recibirá a Uruguay el 1 de septiembre y cinco días después visitará a Venezuela.

Los albicelestes marchan en el tercer puesto de la Conmebol con 11 puntos, dos menos que los líderes Uruguay y Ecuador, mientras Venezuela cosechó una sola unidad y está hundida en el fondo.

Nota actualizada a las 2:50 p.m.