23 mayo, 2014

Sao Paulo. AP Los clubes brasileños se esfuerzan para encontrar estadios dónde jugar sus partidos por la liga brasileña debido a que la FIFA ha tomado control de muchos de los estadios y centros de entrenamiento para el Mundial.

A partir de esta semana, los clubes no están autorizados para jugar en los 12 estadios que se emplearán durante el Mundial, ni tampoco en las sedes que se emplearán para entrenamientos.

Unos 30 partidos ligueros tuvieron que ser alterados para las cuatro últimas jornadas antes de la pausa para el Mundial. De los 20 clubes de primera división, 14 tienen que ceder ventaja como local.

El único estadio mundialista que presentará un partido de la liga brasileña antes del magno torneo será el Itaquerao, solo porque la FIFA solicitó otra prueba en la atribulada sede de Sao Paulo que presentará el partido inaugural entre Brasil y Croacia el 12 de junio.

La liga brasileña se interrumpirá el 1.° de junio. Solo nueve de las 38 ruedas se habrán jugado antes de la pausa mundialista.

“Esta interrupción es un problema para nosotros”, dijo el técnico de Sao Paulo, Muricy Ramalho. “Tenemos que practicar, no podemos parar. Este es un año difícil para todos los clubes. El año solo comenzará para nosotros después de la Copa Mundial”.

El campeón vigente Cruzeiro, Atlético Mineiro, Internacional y Santos son algunos de los clubes afectados.

Etiquetado como: