Por: Johan Umaña V. 10 junio, 2015
Philippe Coutinho, jugador del Liverpool inglés, fue el mejor jugador de Brasil. Lo marca Luis Garrido, contención del Dynamo de la MLS. | AFP
Philippe Coutinho, jugador del Liverpool inglés, fue el mejor jugador de Brasil. Lo marca Luis Garrido, contención del Dynamo de la MLS. | AFP

El orden defensivo y la presión constante que tanto definen el estilo del entrenador colombiano Jorge Luis Pinto se vieron perfilados en una selección de Honduras que tuvo una decorosa derrota, por 1-0, esta noche en su visita a Brasil.

Línea de cinco bien definida, 11 futbolistas comprometidos con la marca y un ritmo casi constante durante 90 minutos. Por ahí empieza el crecimiento de todos los equipos de Pinto.

Eso sí, los catrachos tuvieron poco protagonismo en el partido y tuvieron que acudir en varias ocasiones a las salvadas del meta Noel Valladares.

La H es, a fin de cuentas, un equipo que se para bien pero se le nota que aún le falta trabajo para contar con un ataque más voluminoso y profundo.

Aún así, buenas actuaciones de jóvenes figuras como los defensores Johnny Palacios y Henry Figueroa, o los volantes Andy Najar, Luis Garrido y Bryan Acosta, dieron signos de un conjunto que será complicado de derrotar en la venidera Copa Oro, donde Honduras iniciará su participación en el grupo A el próximo 7 de julio, contra el local Estados Unidos.

De Brasil, que se prepara para empezar el domingo la Copa América, lo mejor fue un pícaro Philippe Coutinho, cotizado volante del Liverpool inglés, en la inicial, y los escasos chispazos del campeón barcelonista Neymar –quien inició en la banca– durante el complemento.

Del susto al atrevimiento. El único gol del partido cayó al 33’, tras una vistosa pared entre Filipe Luis y Coutinho que sirvió para que el lateral del Chelsea le sirviera el gol a Roberto Firmino, hombre del Hoffenheim alemán quien definió sin problemas en su tercer enfrentamiento ante el guardameta Valladares.

Con el marcador ya en contra, la H vivió los momentos más difíciles del encuentro, cuando William se soltó y empezó a generar peligro por la banda derecha de la canarinha .

Tras el mediotiempo, los catrachos retomaron el orden con el que iniciaron el partido y hasta vieron la ocasión de acercarse más al área del meta Jefferson de Oliviera.

Sin embargo, el conjunto de Pinto continuó sin profundidad en el ataque y fue perdiendo fuelle a medida que el balón empezó a pasar más por los pies de Neymar, quien ingresó al partido para el inicio de la complementaria.

El amistoso internacional se jugó en el estadio mundialista Beira Rio, de Porto Alegre (sur de Brasil), y estuvo dirigido por el árbitro boliviano Anthony Vargas, asistido en las bandas por sus compatriotas Wilson Arellano y Edwin Paredes.

La titular de Pinto: