Merengues golearon 4-0 a los daneses y continúan como líderes del grupo B

Por: Katherine Chaves R., Randall Corella V. 3 octubre, 2013
El costarricense Christian Bolaños, del Copenhague, remata ante la marca del español Dani Carvajal. Bolaños se convirtió ayer en el tercer tico que juega contra el Real Madrid, por la Liga de Campeones de Europa. | AFP
El costarricense Christian Bolaños, del Copenhague, remata ante la marca del español Dani Carvajal. Bolaños se convirtió ayer en el tercer tico que juega contra el Real Madrid, por la Liga de Campeones de Europa. | AFP

El volante costarricense Christian Bolaños y su equipo, el Copenhague de Dinamarca, tuvieron ayer una tarde gris en su visita al mítico estadio Santiago Bernabéu.

El cuadro danés fue un respiro para el alicaído Real Madrid, que aunque tardó en hallar el camino hacia su segundo triunfo en la Liga de Campeones, se despachó con una nueva goleada(4-0), para ser líder absoluto del grupo B.

Con Iker Casillas de vuelta en la portería merengue, el Madrid aprovechó el oportunismo del portugués Cristiano Ronaldo y el impulso del argentino Ángel Di María para sellar el partido.

El luso marcó de cabeza los dos primeros goles (21’ y 65’), y el suramericano redondeó la cuenta con otro doblete (71’ y 90’).

El acoso blanco sobre la portería defendida por Johand Wiland fue continuo durante todo el juego.

Los daneses contaron con escasos contragolpes o jugadas a balón parado, como un córner al 39’, que les dio la mejor ocasión de gol, mediante un cabezazo del delantero Nicolai Jorgensen, que dio en el horizontal y fue despejado por la zaga en la línea de gol.

Contraste. Bolaños ingresó al minuto 62’, por Youssef Toutouh, y estuvo a punto de anotar en dos ocasiones, cuando ya el partido estaba en tiempo de descuento.

La primera de ellas fue al 93’, en un mano a mano con Casillas, que el arquero envió con el cuerpo al tiro de esquina.

La segunda se dio a pocos segundos para el pitazo final, en un remate de pierna izquierda del tico que el guardameta volvió a bloquear.

En contraste, una pelota perdida por el costarricense dio pie al tercer gol madrilista.

“Me gustó lo que han hecho mis jugadores. Al principio estuve muy contento con ellos, pero al final de la primera mitad ha sido un momento decisivo, tendría que habérsenos concedido un penal y luego habrían llegado más ocasiones de gol”, comentó el técnico del Copenhague Stale Solbakken.

La derrota deja al conjunto danés en la tercera casilla del grupo, con solo un punto, y obligada a sumar en el próximo juego ante el Galatasaray, si desea continuar con vida en el torneo.

Por otra parte, el delantero Joel Campbell no estuvo ni siquiera entre los suplentes del club griego Olympiacos, que ayer derrotó 0-3 al Anderlecht de Bélgica.

Tras perder en la primera jornada de la Champions , los dirigidos por el español Míchel sacaron los tres puntos liderados por Konstantinos Mitroglou, anotador del triplete en Bruselas.

La victoria le permitió al cuadro griego escalar al segundo puesto del grupo C, con tres unidades.

Olympiacos viajará el 23 de octubre a Portugal, para enfrentar al Benfica y decidir quién se adueña de la segunda casilla del grupo.