Por: Rodrigo Calvo C. 14 octubre, 2014

Cuando se habla de Estados Unidos en el fútbol femenino, se confirma que se está ante la mayor potencia y una de las selecciones más exitosas en su categoría.

No en vano exhiben en sus vitrinas dos títulos de la Copa Mundial y cuatro preseas de oro en los Juegos Olímpicos, en las cinco veces que el torneo fue disputado.

Esta semana empieza un nuevo desafío con la eliminatoria de la Concacaf que será en su casa. Está en el grupo A y es el favorito indiscutible a un boleto directo.

Mañana debutará a las 6:30 p. m. ante Trinidad y Tobago, en el Sporting Park, de Kansas City.

Con Guatemala se medirá el sábado en Bridgeview, Illinois, y con Haití el día 20 en Washington D. C.

Abby Wambach es la mejor goleadora del balompié mundial, con 170 tantos.
Abby Wambach es la mejor goleadora del balompié mundial, con 170 tantos.

El equipo femenino está a cargo de la entrenador inglesa Jill Ellis y está integrado por un grupo de lujo hacia el Mundial 2015 de la FIFA.

Muchos de los grandes nombres de su historia van liderar a Estados Unidos en su intento de llegar a una sétima Copa del Mundo, en igual número de intentos. El equipo cuenta con varias jugadoras que ganaron la medalla de oro olímpica en el 2012, en Londres, Inglaterra.

Las principales figuras atrás son la portera Hope Solo y la zaguera central Christie Rampone, la jugadora activa líder en duelos a nivel de Selección, con 297 presencias.

“Soy compañera de Rampone en el Sky Blue, donde juego profesionalmente. Ella es la capitana de Estados Unidos y una excelente jugadora. Una motivación personal estar a su lado”, declaró la seleccionada tica, la portera Yirlania Chila Arroyo, quien participara en su sexta eliminatoria mundialista.

Los goles. Además de Solo y Rampone figuran las volantes Carli Lloyd y Megan Rapinoe; y la espigada Abby Wambach –la líder anotadora de todos los tiempos con 170–, Alex Morgan y Sydney Leroux, quien encabeza con ocho dianas el departamento de anotadoras en los fogueos en el presente año.

Debido a que la lista de futbolistas se quedó limitada a 20, Ellis sintió que era relevante incorporar jugadores polifuncionales, que pudieran jugar en varias posiciones.

“Cuando repaso la lista, veo que la mayoría de las jugadoras que elegí tienen versatilidad. Eso era vital, especialmente cuando se trataba de llenar los últimos cupos. Yo creo que podemos tener esa flexibilidad”, explicó Ellis en una entravista en el sitio web concacaf.com.

Este potente seleccionado de las “barras y las estrellas” lidera la clasificación mundial de la FIFA en la versión femenina y participó por tradición en los Juegos Olímpicos y la Copa Mundial de balompié de mujeres, en las categorías Mayor, Sub-20 y Sub-17.