Es la tercera derrota consecutiva de los morados, tras caer ante Uruguay y Liga

Por: Miguel Calderón S. 17 septiembre, 2015

Saprissa empañó aún más su imagen este miércoles al perder de forma sorpresiva ante el W Connection de Trinidad y Tobago, 2 a 1.

Los morados naufragaron en su intento por consolidar el liderato del Grupo A y terminaron fracasando ante un limitado equipo caribeño, al mismo que goleó hace un mes, 4 a 0, en Tibás, en un juego en el que le fabricaron 39 opciones de gol.

La del miércoles, en el estadio Hasely Crawford, fue la tercera derrota consecutiva del Saprissa, tras caer derrotado ante Uruguay y Alajuelense.

Esto deja su cara por los suelos y genera serias dudas para lo que le viene en el certamen internacional y también local.

El 1-0 fue obra de Kurt Frederick, en el 32’, mientras para los saprissistas igualó el delantero Daniel Colindres, al 37’, según el relato en el Twitter del Saprissa, pues el choque no fue transmitido en vivo por televisión debido a problemas técnicos.

En la segunda parte, Saprissa contó con tres opciones claras para tomar la ventaja, entre el minuto 51 y 54. Incluso, el volante Marvin Angulo reventó un balón en el palo y el arquero trinitario, Julani Archibald, le sacó un remate a Ariel Rodríguez en un mano a mano dentro del área.

Empero, cuando Saprissa más presionaba en busca del tanto, llegó el balde de agua fría para Jeaustin Campos y sus jugadores.

Alvin Jones, de tiro libre, decretó el 2 a 1 en el minuto 83.

En la agonía del partido, la S se volcó al ataque con dos delanteros más: Mynor Escoe y Dylan Flores, pero fue incapaz de al menos traerse el empate de un escenario que lució vacío, ante un equipo que tenía dos años de no anotar en la Concacaf y cinco juegos sin marcar en este torneo.

En tanto, Saprissa no pudo contar con su delantero David Ramírez, quien a última hora presentó un cuadro de migraña que lo dejó fuera del cotejo.

El Monstruo complicó ahora su boleto a la siguiente ronda de la Liga de Campeones y además perdió la credibilidad que había ganado ante el Santos Laguna, al que derrotó en Tibás.