Por: Cristian Brenes 8 febrero, 2015

El Chealsea se disparó en la Premier League, luego de triunfar 1 a 2 ante el Aston Villa y ahora ve la cima mucho más despejada, luego de que el Manchester City le abriera camino y se rezagara, tras apenas empatar en casa 1 a 1 ante el Hull City.

Los Blues tuvieron una jornada redonda y no dejaron pasar la oportunidad de ampliar su ventaja, ante unos Citizens que necesitaron de un gol de último minuto de James Milner para maquillar su traspié y mantener vivas sus esperanzas de cazar a los londinenses.

Este resultado enciende las alarmas para los dirigidos por Manuel Pellegrini, ya que acumulan cuatro juegos sin conocer la victoria en el torneo local y la presión aumenta.

Por su parte, el equipo de José Mourinho tampoco tuvo un juego tranquilo en su visita al Villa Park y pese a irse arriba apenas al 8’ con el tanto de Eden Hazard, tuvieron que trabajar a marcha forzada, tras el empate de Jores Okore al 48’.

Branislav Ivanovic se vistió de héroe y apareció al 66’ para marcar el gol que ratificó el triunfo y tranquilizó a Mou.

Mourinho prefirió no tirar las campanas al viento ante tres puntos de oro de su equipo y optó por mantener la calma, pese a incrementar la ventaja en la cima.

Branislav Ivanovic marcó el gol del triunfo para el Chelsea. | AP
Branislav Ivanovic marcó el gol del triunfo para el Chelsea. | AP

“Obviamente es un triunfo muy importante para nosotros, pero todavía falta mucho y en la Liga Premier cada partido es difícil. Es la única liga en el mundo en la que los equipos del fondo pueden enfrentar a los equipos de arriba y no solo complicarlos, sino también ganar partidos y puntos”, manifestó el portugués.

Del lado del City aseguran no bajar los brazos, aunque reconocen que la tarea no es sencilla y ahora dependen de otros para darle cacería al líder.

“Este resultado es frustrante, ya que el equipo trabajó mucho y bien. Hicimos todo lo que pudimos para ganar, pero no estamos rindiendo al máximo en las zonas de ataque”, dijo Pellegrini.