Luis Enrique firmó mejores números que Guardiola en su primera campaña

Por: Kenneth Hernández Cerdas 7 junio, 2015
Pantalla completa Reproducir
1 de 22

Hace un año, cuando el Barcelona abandonó el campo sin ganar un solo título, casi por unanimidad el mundo del fútbol hablaba de que el equipo culé había terminado un ciclo.

Los más nostálgicos recordaban la oncena de Pep Guardiola y se calificaba de irrepetible lo hecho por él.

Sin embargo, bastaron 12 meses para que los blaugranas echarán por el suelo aquello de que las segundas versiones no suelen ser buenas.

Con Luis Enrique en el banquillo, el Barça metió en el aparador los mismos tres títulos que alcanzó el Pep Team en su primera campaña: ganó la Liga Española, la Copa del Rey y la Champions League.

No obstante, la escuadra de Luis Enrique se encargó de firmar mejores números que aquella oncena dirigida por Guardiola en 2008-2009.

Con Luis Enrique al frente, el cuadro azulgrana ganó 50 de los 60 partidos oficiales que disputó. Además empató cuatro y perdió en seis ocasiones. Todo para un rendimiento del 85%.

Cuando Guardiola cerró su primera campaña en mayo del 2009, el Barcelona disputó 62 encuentros, amarró 43 triunfos, igualó en 13 oportunidades y sucumbió seis veces.

La productividad de Pep quedó en un 76%.

Un récord más. Con la Orejona que se adjudicó ayer, al vencer 3-1 a la Juventus, el Barça se metió a la historia en grande al convertirse en el primer club en lograr dos veces un triplete.

Nunca antes un equipo había repetido tal gesta, ni el mismo Real Madrid que presume sus 10 copas de Europa.

Asimismo, los blaugranas redondearon una década cargada de coronas.

Desde 2004-2005, los culés ganaron 24 trofeos con la posibilidad abierta de agrandar la cuenta, ya que en los próximos meses disputará la Supercopa de España, la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes.

“No nos estamos dando cuenta de lo que se está consiguiendo. Con el paso del tiempo se valorará más”, dijo Andrés Iniesta a EFE, ayer, tras la conquista de la quinta Champions .

“Es una temporada perfecta”, añadió Neymar.

“Acabar así es insuperable. No hay palabras, no puedo pedir más. Marcharme de esta manera, consiguiendo una Champions y un triplete es brutal, espectacular. Nos lo merecemos”, apuntó Xavi, protagonista en cada uno de los logros blaugranas.