Su valioso empate en casa del Barcelona destapó la ilusión colchonera en cuartos

 2 abril, 2014

Barcelona Dos golazos, uno de Diego y otro de Neymar, dejaron un un nuevo empate entre el Barcelona y el Atlético de Madrid, esta vez en los cuartos de final de la Liga de Campeones de Europa, una serie que adquiere ahora un ligero tinte rojiblanco para la vuelta.

El empate con goles obligará los del Tata Martino a marcar en el Calderón, después de un partido con más tensión que fútbol. Dos acciones puntuales marcaron el juego presidido por las lesiones de Gerard Piqué y de Diego Costa antes del término de la primera mitad.

Al Barça le faltó brillantez. Solo en la recta final apareció el desequilibrio de Iniesta y Neymar, justo en los momentos en los que el portero belga Thibaut Courtois se erigió en el mejor de su equipo.

Dos lesiones marcaron el primer tiempo, la de Piqué y la de Diego Costa. El central en el minuto 12, tras un salto con Costa, y la del delantero, quien era duda, a la media hora por un problema muscular.

Los atléticos, que tuvieron dos grandes ocasiones en el primer tiempo no aprovechadas por David Villa, encontraron lo que buscaban de una forma inesperada y con magnificencia: un golazo de Diego desde los 30 metros.

El brasileño Diego se apresta a disparar un misil en contra de la portería de Pinto, un balón que se coló en el ángulo izquierdo del portero. | AP
El brasileño Diego se apresta a disparar un misil en contra de la portería de Pinto, un balón que se coló en el ángulo izquierdo del portero. | AP

Los rojiblancos tenían lo que buscaban y el Barcelona aún tenía que remar más. Con el 0-1, los azulgrana seguían sin reaccionar, sin noticias de Messi, de Iniesta ni de Xavi. Martino tardó doce minutos en reaccionar y recompuso el dibujo; Alexis por Cesc.

La entrada del chileno produjo un cambio de posiciones, que acabó resultando decisivo. En la primera acción de Neymar por la izquierda, el brasileño marcó. Una exquisita asistencia de Iniesta, un perfecto desmarque de Neymar y un remate cruzado (1-1, minuto 71) .

El empate animó al Barça . Iniesta comandó las operaciones, bien secundado por Neymar, y el manchego obligó a Courtois a realizar una gran intervención al 74’.

Parapetado atrás y con un solo punta, la visita lo fió todo a la acumulación de jugadores y a que los azulgrana no volvieran a golpear.

Resultó. Courtois alejó un tiro libre de Messi que parecía el 2-1. El empate le da ventaja al Atlético, Barcelona está obligado a marcar en la vuelta para no decir adiós.