De pierna izquierda, derecha o cabeza, la figura argentina tuvo una temporada de ensueño y se perfila a ganar el Balón de Oro

Por: José Fernando Araya N. 1 enero, 2013

Escasos 1,69 metros de altura, una zurda perturbadora para cualquier defensa y una gambeta corta como la de ningún otro ser humano.

Lionel Messi, nombre y apellido que firmaron incansablemente el año 2012 con letras doradas al sumar la increíble cifra de 91 goles en 69 partidos disputados en un año natural (de enero a diciembre).

Casi el centenar de goles que borraron de un solo tajo nombres de gran peso en el futbol mundial como el brasileño Pelé (75 goles en 1958) y el alemán Gerd Muller (85 anotaciones en 1972).

Dentro del área chica, con un globito o al lado del portero, la Pulga confirmó su calidad de leyenda mundial en cada una de sus anotaciones logradas en este año.

La Nación le ofrece un análisis de las 91 anotaciones que realizó el argentino de 25 años.

Entre su cosecha están dos dobletes ante el Real Madrid en el clásico, seis tripletas (una de ellas en un amistoso con Argentina ante Brasil, dos veces hizo cuatro goles y ante el Leverkusen en la Liga de Campeones se destapó con cinco anotaciones en una sola noche.

Como buen zurdo, su principal machete de trabajo fue su pierna izquierda, con la que anotó 80 goles. De derecha marcó ocho anotaciones y completó el resto con tres de cabeza, pese a su corta estatura.

Los penales fueron sus aliados para lograr el récord, pues desde el manchón blanco sumó 14 tantos y de tiro libre otros seis.

La mayoría los marcó vestido de azulgrana con el Barcelona, pero este año fue sin duda el de la reivindicación de Messi con la selección argentina, con la que sumó 12 goles, incluidos dos tripletes que le permitieron empatar en el goleo histórico a Gabriel Batistuta.

Fuera del área apenas marcó 13 tantos, el resto (78) los hizo respirándole al portero al frente, lo que afirma la teoría de su enorme capacidad para asociarse con sus compañeros de equipo.

Pero su principal marca la podría conseguir a principio de mes, ya que es el principal favorito a ganar su cuarto Balón de Oro consecutivo, algo inédito para cualquier otro ser humano en la historia.

Etiquetado como: