Por: David Goldberg J. 18 octubre, 2012
 Clint Dempsey superó el pasado viernes a Elías Vásquez. | AFP
Clint Dempsey superó el pasado viernes a Elías Vásquez. | AFP

Si México es el gran favorito a liderar la hexagonal final de Concacaf , Estados Unidos y Honduras tienen el segundo turno.

Uno quisiera meter en ese grupo a la Sele, pero ser parte de los últimos 32 mundialistas alguna ventaja tiene que ofrecer. De todas formas, no se esté incurre en decir alguna locura.

Estados Unidos se clasificó a todos los Mundiales desde 1990. Además, siempre anduvo entre los primeros puestos de las fases finales de la Concacaf.

También estuvo en las últimas cuatro finales de Copa Oro y es el país de la región que más lejos llegó recientemente en una Copa del Mundo: octavo en el 2002.

Por su parte, Honduras, aunque solo tiene dos Mundiales en su cuenta (España 1982 y Sudáfrica 2010), demostró en años recientes que quiere ser potencia.

Son los actuales campeones centroamericanos y acarrean dos semifinales de Copa Oro, algo que Costa Rica no puede decir.

Amén, cerraron líderes el grupo que era considerado más difícil en la cuadrangular semifinal.

Etiquetado como: