30 agosto, 2013

Josep Guardiola le dio instrucciones ayer a Philip Lahm. | AFP
Josep Guardiola le dio instrucciones ayer a Philip Lahm. | AFP

Praga. AFP La Supercopa de Europa, hoy en Praga (12:45 p. m.) entre Bayern de Múnich y Chelsea, propiciará un sabroso reencuentro entre Pep Guardiola y José Mourinho, grandes rivales durante sus años en la liga española.

El reencuentro se anunciaba inevitable entre dos de los mejores entrenadores del momento. Pero ninguno de los dos podía imaginarse que este llegaría tran pronto, entre un Bayern bajo mando del técnico catalán después de su histórico triplete de la pasada temporada (Bundesliga, Champions y Copa) y un Chelsea de nuevo en manos del portugués, tras su victoria en la última Europa League.

El técnico luso aprovechó el anuncio a mitad de enero de que Guardiola, de 42 años, sucedería a Jupp Heynckes al frente del club bávaro, para lanzarle una de sus habituales puyas. “No sé si ha elegido queriendo un campeonato en el que yo no estoy”, dijo el autodenominado Special One, que partió del Real Madrid este verano para volver a dirigir al equipo inglés, tras su paso por Stamford Bridge entre 2004 y 2007.

“Este partido no es una cosa entre yo y Pep, es entre el Chelsea y el Bayern de Múnich (...) Pep no es el campeón de la 'Champions', ni yo soy el campeón de la Europa League”, dijo Mourinho ayer.