Los Blues derrotaron 1-3 a Burnley y arrancan la Liga Premier en el primer puesto.

 18 agosto, 2014
Andre Schurrle emprende la celebración luego de anotar el segundo gol para Chelsea, equipo que este lunes goleó 1-3 a Burnley en la primera fecha de la Liga Premier. Lo sufre el portero Tom Heaton.
Andre Schurrle emprende la celebración luego de anotar el segundo gol para Chelsea, equipo que este lunes goleó 1-3 a Burnley en la primera fecha de la Liga Premier. Lo sufre el portero Tom Heaton.

Londres

Chelsea ganó 1-3 en terreno del recién ascendido Burnley con un tanto del delantero hispano-brasileño Diego Costa y una gran actuación del español Cesc Fábregas, con lo que alcanza el liderato de la Premier League, este lunes en el cierre de la primera jornada.

Se adelantó el equipo local con un tanto de Scott Arfield en el minuto 14. Pero los Blues reaccionaron de forma inmediata con goles de Costa (17'), el alemán André Schurrle (21') y el serbio Branislav Ivanovic (34').

Después de que el vigente campeón Manchester City ganara sin brillo a Newcastle (2-0), Liverpool por la mínima a Southampton (2-1), Arsenal a Crystal Palace (2-1) y el Manchester United cayera ante Swansea (2-1); el equipo de Jose Mourinho fue el más convincente de los candidatos al título en su puesta en escena.

Chelsea remontó el gol inicial del Burnley con una atractiva propuesta ofensiva, coincidiendo en el once el belga Eden Hazard, el brasileño Oscar, Schurrle y los internacionales con la Roja, Diego Costa y Cesc.

Los dos últimos, el primero en su debut en la Premier League y el segundo en su regreso tras tres años con Barcelona (jugó en el Arsenal del 2003 al 2011), fueron las mejores noticias del Chelsea.

Cesc, con libertad de movimientos, participó en los tres goles de su equipo, mientras que Costa demostró el carácter, la potencia y el olfato que el año pasado con el Atlético de Madrid le situaron en la aristocracia de los delanteros del continente europeo.

En el minuto 83 el legendario atacante marfileño Didier Drogba, héroe de la Liga de Campeones que ganó el Chelsea en 2012, sustituyó a Hazard y volvió a jugar con el club que abandonó hace dos años.

Con este resultado el club de Londres se hace con la primera plaza del torneo, posición que el domingo ocupaba el Manchester City tras ganar al Newcastle.