15 noviembre, 2014

Madrid. EFE Cristiano Ronaldo salvó a Portugal de una nueva decepción, ya que su gol sirvió para vencer ayer a Armenia en una jornada que supuso un trámite para Alemania frente a Gibraltar y que contempló el fracaso de Grecia con Islas Feroe.

Además, Antoine Griezmann evitó la derrota de Francia ante Albania en Rennes, en el choque amistoso más llamativo de la jornada.

Ronaldo marcó y se situó como el máximo goleador, en solitario, en la historia de la Eurocopa, incluyendo los encuentros de clasificación y fases finales. Sumó ante Armenia su tanto número 23 y dejó atrás al danés Jon Dahl Tomasson.

Pero sobre todo el tanto desatascó a Portugal en el primer partido oficial de Fernando Santos en el banquillo. Marcó Cristiano a poco más de un cuarto de hora del cierre; mucho tuvo que ver la entrada al campo, poco antes, de Ricardo Quaresma.

Los tres puntos sitúan a Portugal segunda del Grupo I, a un punto de Dinamarca, que ganó a domicilio a Serbia, en Belgrado, a puerta cerrada con un 1-3.

La visita a Gibraltar sirvió como bálsamo a Alemania, que se reencontró con la victoria tras tropezar con Polonia e Irlanda.

Ronaldo escapa a la marca del mediocampista armenio Taron Voskanyan, durante el partido disputado ayer en el estadio Algarve. | AFP
Ronaldo escapa a la marca del mediocampista armenio Taron Voskanyan, durante el partido disputado ayer en el estadio Algarve. | AFP

Finalmente, un gol de Shaun Maloney dio los tres puntos a Escocia en el choque ante la República de Irlanda en Glasgow (1-0).

Rumania acabó con la racha impecable de Irlanda del Norte, que había vencido en todos sus juegos para ser líder del Grupo F.

Sin embargo, la sorpresa de la jornada la dio Islas Feroe, que derrotó 0-1 en Grecia al combinado del italiano Claudio Rainieri.

Etiquetado como: