El astro luso abandonó el terreno en el segundo tiempo del amistoso contra Francia y recibió un tratamiento con hielo captado por la televisora que transmitió el encuentro.

 12 octubre, 2014
Cristiano Ronaldo protesta por una falta recibida en el encuentro amistoso ante Francia.
Cristiano Ronaldo protesta por una falta recibida en el encuentro amistoso ante Francia.

Futbol Internacional

Cristiano Ronaldo fue sustituido el sábado en el minuto 75 en la derrota en el amistoso ante Francia (2-1) y recibió un tratamiento con hielo en su rodilla izquierda, cuestión que aseguró se trata de algo "completamente normal" y salió al paso de las críticas sobre su supuesto poder en la selección, que juega el martes ante Dinamarca.

"Sobre la rodilla, fue mera precaución. Después del esfuerzo es mejor poner hielo. Es una situación completamente normal", manifestó Ronaldo en una conferencia de prensa celebrada en París y emitida por los medios lusos.

En una comparecencia con momentos tensos, el capitán Ronaldo, de 29 años, negó haber influido en la salida del anterior seleccionador, Paulo Bento, y se negó a responder a una pregunta de la televisión del periódico "Correio da Manhã".

Este rotativo, el más leído en Portugal, publicó que la estrella del Real Madrid y Balón de Oro del 2013 exigió a Tiago Mendes y Ricardo Carvalho que pidiesen perdón públicamente para su reintegración en el combinado luso después de más de tres años de ausencia.

"No voy a responder, no vale la pena", lanzó ante la pregunta del grupo "Correio da Manhã". Cristiano acusó al periódico de crear desde hace años intrigas inexistentes en la selección.

"Que yo sepa, el presidente es el que toma las decisiones durante los once años que estoy en la selección, jamás un jugador o un grupo influyó en una decisión", aclaró.

Portugal, que juega el martes un partido valedero para el Euro 2016 en Dinamarca, tendrá que jugar como los últimos 80 minutos ante el "partido-entrenamiento" contra Francia, con más posesión de balón y con altos niveles de "concentración", señaló.

"Es un adversario muy fuerte jugando en casa. Su estilo de juego es casi el mismo", comentó el capitán, quien está confiado en "lograr un buen resultado".

Para Ronaldo, el 4-4-2 sin un punta fijo del nuevo seleccionador Fernando Santos es "el sistema más adecuado" para los jugadores de Portugal y reconoció que el puesto de ariete no le agrada, aunque asumió que si tiene que jugar, lo hará.

"El grupo está fantástico. El equipo está bien, está unido, con confianza. Estamos en el buen camino. La semana ha sido muy buena, positiva", afianzó.

Contento por el regreso de Tiago, del Atlético, Ricardo Carvalho, del Mónaco, y Danny, del Zenit, Ronaldo pronosticó que el nuevo ciclo que se abre será "bueno para la selección".

"No estoy preocupado con el Balón de Oro. No me quieta el sueño", abundó el extremo portugués, quien dijo que su colega de club y rival el sábado pasado, Raphael Varane, tiene potencial en ser uno de los mejores del mundo en su posición.