6 enero, 2015

Carles Puyol abandonó las tiendas de un alicaído Barcelona. | AFP
Carles Puyol abandonó las tiendas de un alicaído Barcelona. | AFP

Barcelona. AFP El 2015 comienza con una crisis en el Barcelona, que aún sin recuperarse de su reciente sanción que le impedirá fichar durante un año, se ha cobrado ya las primeras víctimas en las personas del director deportivo Andoni Zubizarreta y su adjunto, el emblemático Carles Puyol.

En el caso de Zubizarreta, de 53 años y en el cargo desde julio de 2010, fue el club el que informó de que había sido cesado, mientras que poco después, Puyol comunicó a través de redes sociales que abandonaba el equipo de toda su vida.

El Barcelona no ha comunicado las razones del cese de Zubi, el arquero del mítico Dream Team que dio al club catalán su primera Copa de Europa en 1992 de la mano de Johann Cruyff, ni tampoco da pistas sobre el nombre del sucesor; solo anuncia que el presidente Josep Maria Bartomeu ofrecerá una conferencia de prensa este miércoles.

El encuentro con la prensa será previo a una reunión extraordinaria de la junta directiva para tratar “como único tema del orden del día la sanción impuesta por la FIFA”.

Es probable que esa sanción, impuesta por las irregularidades cometidas en la contratación de menores extranjeros, haya sido el detonante definitivo que haya acabado con Zubizarreta, pero coincide con unos meses de resultados mediocres y varios escándalos.

Apenas una hora después del comunicado del cese de Zubizarreta, su adjunto desde hace unos meses, Carles Puyol, que hubiese podido ser uno de los sustitutos, anunció en Facebook que dejaba la entidad que capitaneó en los últimos años.

“Estos tres meses y medio me han dado la oportunidad de ver el otro lado del club. He aprendido mucho, estoy muy agradecido y, ahora, quisiera experimentar otras cosas desde otra perspectiva y desde otros lugares. En un futuro, ojalá pueda regresar a esta casa”, dijo.