Un triplete de Randy Chirino guió el fácil triunfo de la Tricolor 6-0 ante Belice

Por: José Fernando Araya N. 28 julio, 2014
El jugador Freddy Álvarez (10) celebra junto a sus compañeros uno de los seis tantos con que vencieron a Belice. | LA PRENSA GRÁFICA PARA LN
El jugador Freddy Álvarez (10) celebra junto a sus compañeros uno de los seis tantos con que vencieron a Belice. | LA PRENSA GRÁFICA PARA LN

Los goles ayudan a olvidar penas, a ilusionar a los jugadores y hasta llevar alegrías a un equipo urgido de cualquier cosa para celebrar.

Costa Rica se encontró ayer a Belice, el rival más débil del premundial y sin reparos le asestó una goleada de 6-0 que sirve para recuperar aire, pero que podría no ayudar de mucho pues la clasificación a la eliminatoria de Concacaf está colgando de un hilo.

La conjugación de resultados de ayer puso cuesta arriba el escenario para la Sele , ya que ahora más allá de ganar sí o sí ante El Salvador el próximo martes en la última fecha, debe esperar un traspié, ya sea de catrachos o chapines.

Eso sí, ambas selecciones tendrán enfrentamientos ante los rivales más fáciles del premundial: Nicaragua y Belice, respectivamente. Una derrota sería catalogada como una verdadera sorpresa.

En este momento Costa Rica cuenta con siete unidades, las mismas que Guatemala y una menos que Honduras.

Un empate en puntos entre Guatemala y Costa Rica daría la clasificación a los chapines, pues según Concacaf el primer criterio de desempate es el enfrentamiento directo y la Tricolor cayó 2-0 al inicio del certamen ante los chapines.

De esa forma Costa Rica diría adiós muy temprano en la eliminatoria junto Nicaragua y Belice, los combinados más débiles del Istmo.

Dominio absoluto. Desde el primer movimiento del balón, la Selección Nacional demostró un dominio absoluto del partido y Belice casi ni se apareció al frente del arco defendido por Jorge Eduardo Jara.

Pese a ese control total de la pelota, Costa Rica tardó demasiado en abrir el marcador, tras generar muchas opciones de gol.

Incluso, el volante Freddy Álvarez desperdició un lanzamiento desde el punto de penal, que paró muy bien el portero Jara al 18’.

Fue hasta el minuto 35 cuando el combinado nacional despejó su camino a la victoria.

Randy Chirino sacó una marca y envió un balón pegado al paral derecho que se coló fácil para el 1-0.

El segundo no tardó en aparecer, René Miranda marcaría dos minutos después y así puso el 2-0.

Para la complementaria, un globito de Marcelo Acuña al 46’ y un potente remate de Miranda que pondría su segundo personal, le ayudarían a los dirigidos por Harold Wallace a aumentar las cifras.

El final del juego sirvió para que Chirino completara su triplete con dos goles muy rápidos al 85’ y 90+1’. Así sentenció el definitivo 6-0.

El resultado muestra una mejoría notable, pero tal vez ya sea tarde para una Selección a la que solo un milagro la pondría en el premundial de Jamaica, víctima de su endeble arranque en el torneo.