12 septiembre, 2012
 Radamel Falcao anotó el segundo gol de Colombia ante Chile. | EFE
Radamel Falcao anotó el segundo gol de Colombia ante Chile. | EFE

Santiago de Chile. EFE Colombia desnudó ayer las debilidades de Chile y con un desempeño de alto vuelo le ganó con vigorosa remontada, 1-3, para llegar a 13 puntos y meterse en la lucha por una plaza directa al Mundial de Brasil 2014, mientras que para la Roja se abre un enorme signo de interrogación.

El trámite del partido dejó al descubierto gruesos errores del seleccionador de Chile, Claudio Borghi, quien improvisó como defensa central a un volante de origen, Arturo Vidal; puso de titulares a un jugador que no jugaba desde febrero por lesión: Mauricio Isla, y otro que hace mucho no es titular: Gonzalo Jara.

Para completar, la Roja debió luchar con un hombre menos desde el minuto 35, cuando Gary Medel demostró otra vez su falta de autocontrol y se fue expulsado por agresión a Amaranto Perea.

Cuando se venía la noche para Chile, Matías Fernández lo devolvió a la luz: a los 42 minutos aprovechó un error y puso el 1-0.

Desde el inicio del segundo tiempo, Colombia aprovechó su superioridad numérica para machacar a la Roja con escaramuzas que obligaban a los defensores locales a cometer faltas constantes.

El equipo cafetero cosechó los frutos de su esfuerzo porque a los 58 James Rodríguez cobró una falta directa y desde 27 metros empató con un remate que besó un vertical antes de anidarse en el fondo.

El nuevo gol colombiano se olía en el ambiente y llegó en los 73 minutos a través de Falcao, que aprovechó un pase filtrado desde la derecha de Aldo Ramírez para vencer a Bravo con tiro bajo y cruzado.

El gol hizo justicia al mejor juego colombiano, pero faltaba la guinda. Tres minutos después, Teófilo Gutiérrez sentenció.