Expresidente del equipo, Raúl Gámez, dice que respeta al exarquero paraguayo pero que "no es un tipo fácil".

 16 noviembre, 2014

Buenos Aires, Argentina

El exarquero paraguayo Jose Luis Chilavert vio frustrado su sueño de integrar la comisión directiva de su amado Vélez Sarsfield al resultar vencido en los comicios en los que se postulaba como candidato en una lista opositora, informó el club argentino este domingo.

Aunque con un cargo menor de primer vocal, Chilavert integraba la lista Unidad Velezana que resultó derrotada por más del 65% de los votos por la que encabeza Raúl Gámez, un expresidente del club reelegido para su tercer mandato al frente de la institución que conducirá hasta 2017.

El exarquero José Luis Chilavert tenía esperanza de ser directivo de su amado Vélez Sarsfield.
El exarquero José Luis Chilavert tenía esperanza de ser directivo de su amado Vélez Sarsfield.

"Me meto en la vida política de Vélez porque amo al club y pasé los mejores años de mi vida defendiendo su camiseta", había dicho el exguardavallas de 49 años, uno de los grandes ídolos de la historia del equipo, al lanzarse como dirigente.

Chilavert se llamó a silencio tras la derrota y se retiró de la sede del club la noche del sábado sin hacer declaraciones luego de una campaña electoral con varios cruces verbales entre él y Gámez.

"Lo respeto como jugador, fue un ídolo y lo seguirá siendo, pero quedó un poco golpeado con esta elección. Los ídolos deben cuidarse. Chilavert no es un tipo fácil", declaró a la prensa Gámez tras el triunfo y prometió "un ordenamiento económico" del club.

El exfutbolista, referente histórico de Vélez Sarsfield, jugó con la selección de Paraguay los Mundiales de Francia-1998 y Corea del Sur y Japón-2002.

Pasó por Real Zaragoza de España y después por Racing de Estrasburgo con el que ganó la Copa de Francia y sobre el final de su carrera fue campeón de Liga en Uruguay con Peñarol.