Los caribeños, que incluso han viajado desde Estados Unidos, quieren hacerse sentir y confían en que su equipo pueda sacar un resultado positivo ante la Tricolor

Por: Juan Diego Villarreal 12 noviembre, 2015

Desde Carolina del Norte, en los Estados Unidos, el haitiano René Bernard viajó hasta Costa Rica para apoyar a Haití, en su primer partido de la cuadrangular de la Concacaf, rumbo al Mundial de Rusia 2018.

Los pequeños haitianos Jean Gardy Absolu (izquierda) y Greni Dieu Darline, llegaron hoy al Estadio Nacional para observar el entrenamiento de su selección.
Los pequeños haitianos Jean Gardy Absolu (izquierda) y Greni Dieu Darline, llegaron hoy al Estadio Nacional para observar el entrenamiento de su selección.

Bernard se unirá a un grupo de unos 70 haitianos que asistirán este viernes al Estadio Nacional a apoyar a su escuadra, con la ilusión de verlos clasificar a la siguiente ronda, en la que puedan luchar por un cupo a la próxima Copa del Mundo.

"Haití es un equipo fuerte, tiene buenos jugadores que han madurado, pues este grupo fue el que afrontó la pasada eliminatoria. Contamos con un delantero como Jeff Louis quien actúa en el Caen de Francia y tiene un potente remate", dijo Bernard.

"Aproveché este partido para conocer San José, hacer un poco de turismo y apoyar a mi equipo. Espero que podamos ganarle 1-0 a Costa Rica, que no tiene a Keylor Navas", confesó René, quien es empleado bancario.

Por su parte, Jean Francois Ronys y Jean Telus Lorthe viven desde hace 15 años en nuestro país y actualmente son socios en una empresa de seguridad. Ambos asistirán este viernes al estadio y están convencidos de que su escuadra puede sacar un resultado a su favor.

"Desde que salieron las entradas compramos nuestro boleto. Creo que unos 70 haitianos estarán en el estadio. Algunos tienen temor, pero queremos hacernos sentir en la gradería, sabemos que tenemos un buen equipo, que es fuerte y juega bien al fútbol, no como antes y creo que si llueve podemos terminar empatados 0-0", dijo Ronys.

Mientras tanto, Lorthe considerá que "Haití está muy motivado, tenemos un buen plantel y podemos ganar 1-0. Vamos a ir al estadio con nuestra camiseta para demostrarle a los jugadores que no estarán solos ante 35.000 personas", anunció.

Aunque no asistirán al estadio, los niños Jean Gardy Absolu y Greni Dieu Darline llegaron esta mañana con una bandera al Estadio Nacional, con la ilusión de ver el entrenamiento de la selección de su país natal y tuvieron la suerte de que Alejandro Salisbury, el tico que acompaña a los isleños, les dio oportunidad de ingresar al recinto.

Absolu, quien tiene 15 años y estudia en el Liceo de Costa Rica, confesó que sus compañeros lo molestan y le dicen que Haití perderá 3-1 o 2-0, pero él tiene fe en un triunfo de su equipo.

"Yo les digo que hay que esperar el resultado del partido, confío en que podamos ganar. A mí me gustaría ver a Haití en un campeonato mundial, sería muy bonito. También deseo que pueda anotar mañana Fils Belfort, quien es mi ídolo".

Darline, de nueve años, se emocionó al observar al delantero del Caen francés Jeff Louis, de quien espera pueda marcarle un gol a la Tricolor.

"Me siento muy feliz de poder ver el entrenamiento, espero que mañana Haití haga un gran esfuerzo y juegue bien. Creo que vamos a ganar 2-1".