El técnico de Real Madrid aseguró que sus jugadores hicieron un partido perfecto para vencer al Bayern

 29 abril, 2014

Madrid

Carlo Ancelotti abraza a Cristiano Ronaldo luego de que el delantero blanco anotara el cuarto gol del Real Madrid ante el Bayern Múnich.
Carlo Ancelotti abraza a Cristiano Ronaldo luego de que el delantero blanco anotara el cuarto gol del Real Madrid ante el Bayern Múnich.

El técnico del Real Madrid, Carlo Ancelotti, reconoció que sus jugadores hicieron un partido perfecto para derrotar al Bayern en el Allianz Arena (0-4) e intentó frenar la euforia del madridismo tras llegar 12 años después a la final, afirmando que es solo una victoria.

“Fue un partido perfecto. La primera parte hemos defendido muy bien, más arriba mejorando el partido de ida, utilizando una contra muy eficaz. Hemos disfrutado de la velocidad de los delanteros y después preparamos muy bien el balón parado, como marcamos los dos primeros goles. Después, ahí el partido fue más fácil”, analizó.

El italiano salió al paso de cualquier exceso de euforia.

“Es una victoria, nada más. Estamos muy contentos, porque lo conseguimos ante un equipo fuerte que ha ganado la Champions el año pasado. Esto termina aquí, es sólo un partido. Hemos intentando desbloquear el juego del rival y lo hemos hecho bien. Hemos merecido ganar este partido”, añadió.

Pese al 5-0 global que ha endosado Ancelotti a Pep Guardiola con un estilo diferente de juego, el técnico italiano defendió a su colega: “No hay una filosofía que termina. El juego del Bayern con Guardiola sigue y ha obtenido muchos resultados”.

Ancelotti mostró su ilusión por conducir al Real Madrid a una final europea tras 12 años de no llegar a esa instancia.

“El futbol me ha dado mucho. Tengo las ganas y la ilusión de trabajar para llevar a este club a lo mejor. El objetivo de la final tras 12 años es un objetivo muy grande y me pone muy orgulloso de haberlo conseguido. Cuando llegué a Madrid había un aire particular en esta competición; el sueño de ganar la décima se siente. Llegamos a la final por esta razón", insistió.

Ahora, el técnico espera que sus jugadores tengan la misma actitud en la final, y no elige rival.

“No sé que va a pasar en la otra semifinal, porque el Chelsea tiene mucha experiencia y el Atlético es un equipo fuerte que tiene mucha confianza y poderío. Da igual, el que pase será un rival de peso igualmente”, señaló.

Por último, Ancelotti descartó que sea el gran ganador de la eliminatoria.

“Aquí gana el Real Madrid. Tengo la suerte de entrenar el club más importante del mundo y tengo que hacer todo lo posible para que este club llegue a los mejores resultados", afirmó.